13 de Noviembre de 2018

México

Templarios ordenaron parar servicio: taxistas

A los choferes se les ve tranquilos y seguros por la presencia de militares y marinos que vigilan la zona.

Patrullaje de soldados en Lázaro de Cárdenas. (Milenio)
Patrullaje de soldados en Lázaro de Cárdenas. (Milenio)
Compartir en Facebook Templarios ordenaron parar servicio: taxistasCompartir en Twiiter Templarios ordenaron parar servicio: taxistas

Rodolfo Montes/Milenio
LÁZARO CÁRDENAS, Mich.- Aquí, la ley eran Los Templarios. “Ellos fueron los que nos dieron la orden de suspender el servicio de transporte público”, afirmaron choferes de taxis y combis que durante 48 horas paralizaron el puerto michoacano de Lázaro Cárdenas, tras el operativo de las fuerzas federales.

A los prestadores de servicio público la suerte les comienza a cambiar, se les ve gustosos, tranquilos, seguros por la presencia de militares y marinos que vigilan la entrada y salida de alumnos hogares y colegios.

“Esperamos que ya no nos cobren cuotas (Los Templarios) por prestar servicio de taxi, que esto se acabe pronto”, comentan.

Así pasan los días en Lázaro Cárdenas, donde los patrullajes de la policía y el Ejército por calles, avenidas y colonias son una constante. Las bases de operaciones son, además de la 10 Zona Naval y el 82 Batallón de Infantería, la presidencia municipal y el auditorio local.

Los choferes del servicio de transporte público pagaban cuotas a los Caballeros Templarios

Desde las cámaras del C-4 los patrullajes militares son vigilados y resguardados por los mandos para evitar que los convoys castrenses sean atacados, y es que si bien los recorridos se hacen a brodo de camionetas artilladas, también los realizan en vehículos de la policía municipal, que carecen de blindaje.

El coronel Delio del Cueto Pérez, encargado de la dirección de la policía municipal portuaria, rehúye micrófonos y cámaras, porque el sigilo debe ser su norma para no alertar al crimen organizado sobre los movimientos y desplazamientos de su tropa.

Este coronel es el mismo que en agosto de 2008 tuvo el encargo de ir a la caza de los asesinos de varios pobladores de Creel, en el municipio de Bocoyna, Chihuahua.

La labor militar para hacer frente al crimen organizado en el puerto de Lázaro Cárdenas comenzó a intensificarse a partir de enero de 2013, cuando las tropas comenzaron a asegurar a personas fuertemente armadas, así como a destruir laboratorios clandestinos donde se procesaban drogas sintéticas.

El 15 de mayo pasado, por ejemplo, las comandancias de la 12 y 43 regines militares enviaron a los soldados del 82 Batallón de Infantería a realizar un reconocimiento terrestre en Guacamayas, Lázaro Cárdenas.

Ese día capturaron a Alfredo Trujillo Gómez, lugarteniente de Los Caballeros Templarios, a quien se le aseguró un fusil M-16 Buhs Master, una pistola 38 súper, 100 cartuchos útiles y un chaleco táctico.

En otro operativo, el 14 de julio, en la comunidad de Manzanilla, cerca de la playa Caleta de Campos, militares hallaron un laboratorio clandestino, donde decomisaron tres reactores con capacidad de 300 litros, tres ollas de acero inoxidable con capacidad de 200 litros, seis respiradores en forma de cilindro, una báscula digital, batidores, dos tanques de gas, una veintena de garrafas, cuyo contenido eran precursores químicos, y ácido clorhídrico para procesar cristal.

Así, los agentes de seguridad patrullan y rastrean la probable presencia de integrantes del crimen organizado, mientras los prestadores de servicio de transporte público disfrutan de no pagar más cuotas y se congratulan de que los soldados estarán en este puerto michoacano por “tiempo indefinido”, como lo anunció el secretario de Gobernación, Miguel Ánel Osorio Chong.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios