18 de Septiembre de 2018

México

Estos tres pueblos mágicos, te van a enamorar

Xilita, Loreto y Taxco de Alarcón son considerados entre los mejores por los turistas por sus colores, su plata, su gastronomía y demás atributos.

La creación del programa 'Pueblos Mágicos' incrementó la oferta de turismo en México. (Foto: Cortesía)
La creación del programa 'Pueblos Mágicos' incrementó la oferta de turismo en México. (Foto: Cortesía)
Compartir en Facebook Estos tres pueblos mágicos, te van a enamorarCompartir en Twiiter Estos tres pueblos mágicos, te van a enamorar

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO, Mex.- México. Su nombre simboliza la historia, la arquitectura colonial, la profundidad de las preservaciones ancestrales. La cultura, la gastronomía, y la diversidad existente en la nación azteca le han brindado una importancia capital en el sector turístico. Tal es así, que una décima parte de su PIB está representada por el turismo. Una cifra abominable que, sin embargo, se reducía a pocas entidades, o lugares turísticos de México, como Cancún, la Riviera Maya, o el Distrito Federal. Para potenciar el turismo, y permitir a los turistas conocer a plenitud su cultura y tradiciones, nació el Programa Pueblos Mágicos de México, que premia la riqueza y la conservación histórica, cultural y patrimonial de singulares sitios a lo largo y ancho del país. Invito a un paseo por los tres pueblos mágicos mejor considerados por los turistas.

Xilitla, en San Luis Potosí

Xilitla es un lugar digno del mote de “paraíso”. Se encuentra en los albores de la Sierra Madre Oriental, por lo que todo su territorio alterna entre montañas y manantiales. De hecho, y resaltando el término “paraíso”, Xilitla es conocido por ser el lugar donde Edward James –poeta inglés- decidió construir un complejo arquitectónico que, según sus propios comentarios, sería el Jardín del Edén. El complejo, que hoy coloquialmente se conoce por Las Pozas, es uno de los lugares emblemáticos del arte surrealista mundial, y uno de los dos motivos inspiradores de que Xilitla sea uno de los lugares mágicos de México.

Jardín Escultórico de Edward James

El nombre original de Las Pozas es el Jardín Escultórico de Xilitla. A pesar de ello, el término de uso regular no ha cambiado desde su inauguración. El diseño propuesto por Edward James mezcla la variedad de flora de la región –que adelantaba, es montañosa- con estructuras artísticas surrealistas, acabando en paisajes con profundos caracteres esotéricos, tal como su mentor había deseado.

A pesar de que Xilitla pasó a integrar la lista de Pueblos Mágicos en 2011 -10 años después de la creación del proyecto-, la afluencia de turistas y la satisfacción de los mismos le ha dado un sitial de honor, entre los 111 poblados que totalizan el programa turístico impulsado por el gobierno.

Montañismo a la Silleta y Ahuacatlán

Xilitla es visitado, mayoritariamente, por turistas jóvenes. En el caso de extranjeros, destacan los que lo hacen en calidad de “mochileros”. Por motivos como esos, el senderismo y montañismo –categorizados como turismo de aventura- son los que predominan en el poblado de San Luis Potosí.

La Silleta, una meseta de difícil ascensión, es uno de los destinos predilectos en este apartado. El pequeño (e histórico) pueblo de Ahuacatlán, que destaca por su sistema de vida de idénticas características a sus antepasados, es un destino obligado para los que visitan Xilitla.

Loreto, en Baja California Sur

Las características de Loreto, otro de nuestros pueblos mágicos, difiere mucho de Xilitla.

Loreto, fundada por jesuitas, está ubicada en el sector costero del norte mexicano, en la península de Baja California Sur. Esta ubicación ha permitido, posterior a su inclusión en la lista, gozar de buena reputación en turistas canadienses y estadounidenses, con vuelos directos desde estos países.

A pesar de ser una ciudad mediana, está considerada como una opción principal en el turismo de playa, con proliferación de hoteles y restaurantes de lujo, campos de golf y torneos internacionales de pesca. No obstante, la característica que la hace merecedora del título de pueblo mágico es su conservación arquitectónica jesuita.

Loreto, de los mejor conservados de México

Está ubicada frente al mar de Cortés –Golfo de California- y es fácil deducir por qué alguien, refiriéndonos a Hernán Cortés, querría “quemar las naves” y quedarse en este lugar. La historia del pueblo está estrechamente vinculada al mar, pero también a la religión.

La Misión de Loreto Conchó, que hoy es un lugar de peregrinación católica, fue fundada en octubre de 1697, y presume de un estado de conservación inigualable. Dos años después, se fundó la Misión de San Javier, que hace alarde de ser la mejor conservada de toda la península, teniendo en consideración el aspecto fundacional, y el aspecto actual.

En total, Loreto cuenta con más de 30 misiones jesuíticas, todas de un valor arquitectónico imponderable. Sumado a la modernización turística de su costa, le hacen merecedora del sitial de honor en estos “mejores tres”.

Taxco de Alarcón, en Guerrero

El pueblo de Taxco de Alarcón es el favorito de la mayoría de los turistas. Y con justa razón. Taxco, uno de los emblemáticos pueblos de México, siempre está de fiesta. Pero, una fiesta sana. A su manera. El “pueblo de plata”, como es conocido por su tradición artesana con este metal, ha cautivado a propios y extraños con su cálido teleférico, los tejados rojizos de sus casas coloniales, o por el Templo de Santa Prisca, que, a modo personal, me hace recordar a Guanajuato.

Taxco está de fiesta

Una de las características que más atraen a Taxco es su ambiente colorido y festivo. Sus pobladores, quienes aún se ordenan de maestros, ayudantes y zorritas –por alusión a la faena de la artesanía de plata- se suelen concentrar en el zócalo, bordeando mariachis, pizzerías y tabernas desde donde se han patentado más de una bebida típica. Caminar desde el zócalo hasta el Cristo Monumental se ha vuelto cultura y costumbre para visitantes, y, a pesar de que el trayecto es corto, podrías tardar horas, por todo lo que vas descubriendo en el camino.

Una versión de tequilla llamada Berta, sólo la conseguirás en Taxco. Un pueblo pintoresco, alegre, plagado de gente buena, pero siempre muy “guerrero”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios