15 de Noviembre de 2018

México

Triplican plantón en CU a favor de encapuchados

El derecho a la inconformidad termina cuando se cometen “infracciones o delitos”: CDHDF.

Alumnos de la Facultad de Arquitectura encabezaron una manifestación a favor de los embozados. (Notimex)
Alumnos de la Facultad de Arquitectura encabezaron una manifestación a favor de los embozados. (Notimex)
Compartir en Facebook Triplican plantón en CU a favor de encapuchadosCompartir en Twiiter Triplican plantón en CU a favor de encapuchados

Agencias
MÉXICO, D.F.- El plantón que realiza un grupo de encapuchados en la torre de Rectoría suma ya más de 60 jóvenes, entre ellos estudiantes de las facultades de Ciencias Políticas y Sociales, Arquitectura, Filosofía y Letras, Economía y Ciencias, según el portal de Milenio.

Al respecto, el titular de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Luis González Placencia, dijo que en caso de que se dé un desalojo por parte de la Policía Federal éste sea “un operativo limpio”.

Señaló que respetan el derecho a la protesta, “pero también decimos que ese derecho deja de serlo cuando se cometen infracciones o delitos”.

Por su parte, ayer los jóvenes se organizaron para realizar sesiones informativas en apoyo a los encapuchados que tienen tomadas las instalaciones desde el pasado 19 de abril.

Al respaldo se sumó la Acampada Revolución, inspirada en el movimiento #YoSoy132, que colocó una carpa en la explanada principal de Ciudad Universitaria.

Ayer, alumnos de la Facultad de Arquitectura encabezaron una marcha a favor de los encapuchados.

Los aproximadamente 200 estudiantes que participaron en la movilización salieron de la explanada de Rectoría, recorrieron parte del circuito universitario hasta regresar al edificio tomado.

La primera parada se realizó en la Facultad de Derecho, donde profesores y alumnos escucharon el discurso a favor de las peticiones de los embozados, entre ellas la exigencia de no criminalizar la protesta y la reinserción de los cinco expulsados del CCH Naucalpan.

Después de una hora de recorrido y de lanzar consignas como “Solución sin represión”, “Policía Federal, fuera de la UNAM y cchachero no estás solo”, la marcha concluyó en la zona conocida como “Las Islas” y los estudiantes de la Facultad de Arquitectura se retiraron con sus pancartas en las que se leía “Autogobierno”.

Con el fin de sumarse a la marcha, alrededor de 30 estudiantes del CCH Sur arribaron a la explanada principal de la Rectoría; sin embargo, decidieron no hacerlo y esperar hasta el martes para dar a conocer una postura como estudiantes que rechazan la reforma al plan y programa de estudios del CCH, que comenzará a discutirse entre la comunidad estudiantil el próximo 30 de noviembre.

Horas más tarde, otro grupo de estudiantes inconforme con la toma de Rectoría, exigió que sea desocupada, porque, dijeron, los encapuchados no representan a la comunidad universitaria.

Incluso, solicitaron un diálogo con el rector José Narro para que los tome en cuenta, ante la preocupación del posible ingreso de la Policía Federal.

En tanto, la Comisión Especial de Seguridad del Consejo Universitario exigió al grupo que ocupa la Rectoría la entrega inmediata de las instalaciones.

En sesión extraordinaria, la Comisión de Seguridad, que representa a alumnos, profesores, investigadores, trabajadores, directores de facultades, centro e institutos, manifestó su rechazo a cualquier expresión de violencia “como medio para resolver diferencias”.

La UNAM también informó que a las 115 mil 664 firmas recabadas desde el lunes pasado entre alumnos, profesores, administrativos e investigadores, se le sumaron otras 18 mil 300, pertenecientes a 160 escuelas del sistema incorporado a la UNAM en 22 estados.

Las ahora 133 mil 964 firmas serán llevadas ante un notario para darles validez legal y entregadas al rector en apoyo de las decisiones que pudiera tomar para la estabilidad de la institución.

También un total de 75 agrupaciones de profesionales, académicos, científicos y organismos privados y civiles, externaron su solidaridad con la UNAM y exigieron a quienes ocupan ilegalmente las instalaciones su entrega inmediata, para reanudar las actividades universitaria y el trabajo de 800 personas.

Trámites académicos

Aunque la toma de Rectoría continúa por séptimo día, los trámites de pago de pensión alimenticia y nómina, que originalmente se realizaban en las ventanillas a un costado del edificio, se trasladaron a la Dirección de Relaciones Laborales y funcionaron con normalidad.

MILENIO constató que los trabajadores de la UNAM cobraron pese al cierre de la Rectoría.

De acuerdo con Angélica Ramírez, trabajadora administrativa, en la Dirección General de Personal, ubicada en avenida Universidad 3000, los estudiantes pueden solicitar constancias escolares; sin embargo, no es posible realizar otro tipo de trámites, como el estatus del pase automático ni solicitud de información académica.

Despintan mensajes

Cerca de las 12:00 horas, los embozados comenzaron a realizar labores de limpieza afuera del vestíbulo de la Rectoría, como borrar las pintas en las ventanas durante la irrupción al edificio.

Con escobas, trapos, estopas y solventes, retiraron mensajes contra las autoridades de la UNAM y del CCH.

Además, recogieron el resto de las cenizas que dejaron las fogatas que han encendido cada noche, justo debajo del mural de David Alfaro Siqueiros titulado “El pueblo a la Universidad, la Universidad al pueblo”, que forma parte del edificio considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El humo ha pegado directamente en la parte baja del mural de David Alfaro Siqueiros.

Confianza en instituciones

El titular de la Comisión de Derechos Humanos del DF, Luis González Placencia, exhortó a las autoridades federales, en el caso de proceder a un desalojo en la UNAM, a “que se haga un operativo limpio”.

De igual forma el ombudsman capitalino resaltó que la comisión respeta el derecho a la protesta, pero señaló que éste termina si se comete alguna infracción.

“Hemos sido muy enfáticos en la necesidad de respetar el derecho a la protesta, pero también decimos que ese derecho deja de serlo cuando se cometen infracciones o delitos, una primera cosa importante es que no avalamos la violencia.”

Después de la presentación del libro, ¿Y si yo fuera una persona refugiada...? Comenzar de nuevo en otro país, Placencia explicó que confía en las instituciones universitarias para resolver sus conflictos al interior y externó su apoyo en cualquier decisión que se tome para recuperar la paz.

Rechazo del TSJDF

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF, Édgar Elías Azar, se sumó al rechazo y condena por la retención de las instalaciones que albergan la Rectoría.

Señaló que es vergonzante el tema, pero al mismo tiempo se pronunció contra el uso de la fuerza para desalojar a los inconformes.

“Me da mucha pena como universitario, porque no soy ex universitario, soy universitario, ver nuestra escuela, la universidad de todos los mexicanos, tomada por encapuchados, es muy vergonzante el tema, no se vale eso.

“No sé qué está pasando. No tengo ninguna opinión mayor que eso, y lamento mucho que la educación, que tanta falta nos hace, esté en manos de un grupo de vándalos que no tienen respeto por nada”, dijo.

Elías Azar advirtió que las instituciones están fortalecidas, por lo que apoya las acciones que emprendan las autoridades encargadas de terminar con el conflicto universitario.

“Tampoco quisiera ver a la fuerza pública dentro de mi universidad, ¿si me expliqué? O sea, es muy lamentable ver (lo que está pasando), pues hay que ver cuál es el fondo de este tema, quién está meciendo la cuna aquí, dónde está la mano que está meciendo esto.

“Por ejemplo, no puedo entender que con una reforma que haga el estado de Guerrero en su Congreso, vayan y le quemen edificios. Digo, algo hay de fondo en eso”, abundó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios