20 de Enero de 2018

México

Trump beneficia a 'polleros': cobran más a indocumentados

Debido a que cruzar a EU será más difícil, los 'coyotes' duplican su precio para llevar inmigrantes a territorio estadounidense.

Aseguran que a pesar del muro fronterizo los migrantes mexicanos, pero sobre todo centroamericanos, 'seguirán intentando llegar a Estados Unidos'. (Archivo/AP)
Aseguran que a pesar del muro fronterizo los migrantes mexicanos, pero sobre todo centroamericanos, 'seguirán intentando llegar a Estados Unidos'. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Trump beneficia a 'polleros': cobran más a indocumentadosCompartir en Twiiter Trump beneficia a 'polleros': cobran más a indocumentados

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Los traficantes de personas en la frontera de México con Estados Unidos aprovecharon el endurecimiento de la política migratoria estadounidense con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca para aumentar sus tarifas hasta al doble.

De acuerdo con Aarón Méndez, encargado de la Casa del Migrante Amar, de Nuevo Laredo, estado norteño de Tamaulipas, los "coyotes" o "polleros" argumentan que "va a ser más difícil" para ellos hacer su trabajo ante las nuevas medidas de Trump y ante la construcción del muro fronterizo.

Sin embargo, Méndez estimó que los migrantes mexicanos, pero sobre todo centroamericanos, "seguirán intentando llegar a Estados Unidos".

"Aunque el muro sería un obstáculo, con el tiempo la gente buscará la forma de pasarlo y empezarán a hacerlo más a menudo, no va a servir de nada", afirmó.

Los "polleros" cobraban hasta ahora tres mil dólares por guiar a los indocumentados desde las ciudades fronterizas de México hasta el otro lado de la línea limítrofe antes de la llegada de Trump y ahora están cobrando hasta seis mil dólares, por lo menos en la frontera con Texas, según publica ansalatina.com.

Sin embargo, la cifra es seis veces respecto a la que se cobraba hace 15 años, según el testimonio de los propios migrantes. De hecho, una tarifa de mil dólares se mantuvo por casi una década.

"Sabemos que está complicado, pero vamos a pasar. Aunque cada vez van a cobrar mucho más", afirmó Alejandro, un migrante mexicano que vivía en una localidad de las afueras de la capital.

De acuerdo con los inmigrantes, la cuota que cobran los polleros es seis veces más respecto a la que se cobraba hace 15 años

Especialistas consideran "normal" que los "enganchadores de indocumentados" estén elevando sus tarifas porque aumentan las dificultades y ahora se prevé que, con muro o sin muro, haya una vigilancia más severa de las autoridades estadounidenses, con la más alta tecnología.

Javier Peña, investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef) , señaló que el incremento de "la seguridad migratoria" combinado con la "intervención del crimen organizado" en este negocio ha elevado las tarifas a niveles nunca antes vistos.

Peña señala que la palabra "pollero" se deriva del hecho de que antiguamente los cruces se realizaban a bordo de camiones de carga como los que transportan aves y los indocumentados "iban escondidos y apilados como gallinas".

"El pollero sabía cómo escabullirse y los llevaba por el desierto" pero hoy las cosas han cambiado y los sistemas son más complejos e inclusive grupos como Los Zetas controlan los cruces fronterizos en las zonas "ciegas" donde hay menos control, pero más peligro.

De todos modos, las tarifas cambian en el caso de Tamaulipas, frontera noreste con Texas, donde el cruce se realiza a veces por el caudaloso Río Bravo, que en el otro extremo, en los límites del noroeste, con California o Arizona.

El diario La Opinión, de Los Angeles, publicó en 2014 que los traficantes de personas cobraban por llevar a través de las montañas de Tecate, entre tres mil y ocho mil dólares, en lancha, a través del mar, saliendo de Rosarito o Ensenada, 10 mil, y por avioneta, a través de la frontera de Texas, unos 16 mil.

Inclusive se sabe que con documentos de otra persona se podía ingresar pero la cifra iba de 10 mil a 15 mil dólares y con la complicidad de agentes de Inmigración de Estados Unidos se puede pagar hasta 20 mil dólares.

Un estudio de El Colef señaló en 2010 que el riesgo de perder la vida que se enfrenta en la frontera con California es de 27 por ciento, de acuerdo con los migrantes deportados, mientras que en los límites con Texas aumenta hasta a 70 por ciento, es decir, tres veces más.

"El cruce se ha vuelto más mortífero que nunca", señaló María Dolores París, investigadora de El Colef y como muestra basta un botón: el año fiscal 2012 la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos halló 463 cuerpos de migrantes que intentaban cruzar la frontera, 23 por ciento más que en 2011. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios