23 de Octubre de 2018

México

Vallecillo agradece a la tierra por 'los favores' recibidos

Desde hace mucho tiempo se reconoce en el tercer mes del año la actividad agrícola y ganadera en esta región del estado.

Santuario de San Carlos de Borromeo, a quien se le festeja en noviembre, en Vallecillo. (Milenio Digital)
Santuario de San Carlos de Borromeo, a quien se le festeja en noviembre, en Vallecillo. (Milenio Digital)
Compartir en Facebook Vallecillo agradece a la tierra por 'los favores' recibidosCompartir en Twiiter Vallecillo agradece a la tierra por 'los favores' recibidos

Milenio Digital
MONTERREY, Nuevo León.- Agradecer lo que ha dado la tierra en la época de cosecha es una tradición cultivada en el municipio de Vallecillo.

Las Fiestas de la Siembra es una tradición instaurada en el municipio hacia la década de los 80 del siglo pasado, pero que se practicaba entre los agricultores de la región desde muchos años antes.

La celebración consta de la exposición de los productos recogidos tras la cosecha, así como la demostración de la piedra laja, principal material de extracción en la zona.

El cronista Mario Treviño Villarreal destaca que esta fiesta es un reconocimiento a la actividad agrícola y ganadera en la región, misma que se celebra en marzo.

Se desconoce cuál es el origen exacto de las Fiestas de la Siembra, pero muchos apuntan hacia la Colonia

"Estos festejos ya se realizaban desde hace muchos años, en las haciendas se recogían las cosechas y está relacionada con eso. No tenemos muchos antecedentes, pero la tradición viene de ahí", reconoce el historiador.

Ubicado en la llamada frontera chica con Tamaulipas, Vallecillo fue un municipio que sufrió por la inseguridad en los años recientes.

En la actual administración se ha decidido reanudar la festividad. Este fin de semana se hicieron las primeras actividades, para repetirse el próximo sábado 26 de marzo.

La historia de Vallecillo es importante en la época colonial, donde tuvo un importante auge en la producción minera (plomo y plata), pero también gracias al ganado y a la agricultura el pueblo tuvo una época de bonanza. También, agrega el historiador, gracias al contrabando con Texas es que se obtenían recursos.

El municipio cuenta además con dos festividades importantes: la fiesta en honor a San Carlos de Borromeo (4 de noviembre) y a la Virgen de Guadalupe.

La Fiesta de la Siembre se realizan tradicionalmente en la población conocida como Colorados de Abajo, de importancia agrícola y ganadera.

"Se hace una demostración de la piedra laja, con la que se decoran las fachadas de las casas. También se exhibe maquinaria, implementos agrícolas, semillas; todo esto tuvo una gran relevancia para estas ferias", menciona Mario Treviño.

A falta de mayores investigaciones, las Fiestas de la Siembra pueden preceder incluso desde la época colonial.

"Todo esto tiene que ver con una especie de sincretismo que se da en la cuestión de festividades, tradiciones y costumbres. Se trata de recuperar estas fechas, que son muy importantes pues Vallecillo tiene una historia colonial impresionante".

Desde la colonia

El historiador Mario Treviño comenta que estos festejos ya se realizaban desde hace muchos años, pues en las haciendas se recogían las cosechas y se hacían celebraciones.

La historia de Vallecillo es importante en la época colonial, donde tuvo un importante auge en la producción minera (plomo y plata), pero también gracias al ganado y a la agricultura el pueblo tuvo una época de bonanza. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios