11 de Diciembre de 2017

México

La violencia frena el potencial de crecimiento de México

Una investigación determinó que los estados de mayor riesgo de seguridad son Chihuahua, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Tamaulipas.

Los problemas de seguridad no parecen desalentar a los inversores internacionales. Imagen de contexto. (Archivo/Notimex)
Los problemas de seguridad no parecen desalentar a los inversores internacionales. Imagen de contexto. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook La violencia frena el potencial de crecimiento de MéxicoCompartir en Twiiter La violencia frena el potencial de crecimiento de México

Agencias
MÉXICO, D.F.- Un nuevo estudio dedicado a la inseguridad en México ha identificado las regiones que se enfrentan en mayor medida a este problema, que supone un costo económico elevado para todo el país.

La inseguridad es el problema principal para los electores mexicanos, que califican este asunto de mayor importancia que el crecimiento económico, el desempleo o el estado de los servicios públicos, escribe The Financial Times

"La intimidación electoral es solo el inicio de los problemas del "estado de derecho" que incluyen secuestros, narcotráfico, guerras de pandillas, corrupción e instituciones débiles", señala el artículo titulado "Crimen y castigo: México sufre los costos de la anarquía".

Para abordar este asunto, el servicio de investigación Medley Global Advisors ha elaborado el índice de seguridad que muestra la distribución del problema a lo largo del país. De acuerdo con este índice, los estados de mayor riesgo de seguridad son Chihuahua, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Tamaulipas, según publica el sitio web actualidad.rt.com.

Además, The Financial Times subraya que las encuestas realizadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México sugieren que la lucha contra la delincuencia y la violencia le cuesta al país un considerable 2-3 por ciento del PIB al año, que proviene no solo de las pérdidas directas sino también del costo de la prevención.

La mayor parte de esa carga recae sobre el sector privado, mientras que el gobierno gasta relativamente poco en la lucha contra el crimen y hasta el momento ha preferido no enfrentarse directamente a los cárteles de narcotráfico. 

"No obstante, la presión para que el presidente Enrique Peña Nieto haga algo está aumentando. Su popularidad se ha desplomado mientras que su ambicioso programa de reforma estructural ha fracasado, por el momento, en la reactivación de la economía, y los escándalos personales están socavando su capacidad para gobernar de forma eficaz", escribe el artículo.

A pesar de que los problemas de seguridad no parecen desalentar a los inversores internacionales, "la delincuencia y la violencia están abriendo llagas que echan a perder lo que sería una imagen positiva de una reforma audaz y, con el tiempo, un mayor crecimiento potencial".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios