19 de Junio de 2018

Yucatán

En 2017 van 169 muertes por accidentes viales en Yucatán

Instituciones señalan que es necesario trabajar campañas de prevención en el Estado.

Tras los incidentes viales, muchos de los familiares deben afrontar lo emocional y el haber perdido el sostén de sus hogares. (SIPSE)
Tras los incidentes viales, muchos de los familiares deben afrontar lo emocional y el haber perdido el sostén de sus hogares. (SIPSE)
Compartir en Facebook En 2017 van 169 muertes por accidentes viales en YucatánCompartir en Twiiter En 2017 van 169 muertes por accidentes viales en Yucatán

Patricia Itzá/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- En lo que va del año han ocurrido 169 muertes por accidentes viales, sucesos que repercuten en el sustento de familias enteras, al ser muchos de los fallecidos, quienes proveían económicamente a estas.

No siempre los lesionados son las víctimas directas de dichos percances, se contabilizan también a los afectados colaterales (terceras personas que resultan con algún tipo de discapacidad física y requieren cuidados especiales), y que por estos motivos resulta también afectada la economía de su hogar.

El auditor del Centro Nacional para la Prevención de Accidentes (Cenapra) René Flores Ayora, señaló que en los “siniestros viales” los familiares de las personas fallecidas, además de pasar por un dolor emocional y psicológico, tiene que afrontar muchas veces la “realidad” de ya no tener el sostén de sus hogares.

También te puede interesar: Problemática familiar termina con incendio de vivienda en Tetiz

“En gran parte de los sucesos en donde una persona pierde la vida, las edades que se registran son entre  14 y 29 años, considerados como etapas productivas, es por ello que hace falta más campañas emocionales objetivas, en donde las personas tengan conciencia de que en los accidentes muchas veces no sólo se pierde una vida, si no detrás de ella hay más consecuencias” explicó. 

En cuanto a accidentes viales, no son siempre los culpables son los automovilistas, ya que se ha dado el caso de son ciclistas y motociclistas los que no respetan, los semáforos, altos,  doblan de manera intempestiva, y rebasan de manera incorrecta.

Se ha identificado que las personas que más sufren accidentes son los motociclistas, muchos de estos no cuentan con un casco que tenga la certificación “Dot”. Muchos de los casos donde existe el casco pero no el adecuado, los afectados terminan salvando la vida, pero con afectaciones graves que los imposibilitan de alguna manera, comentó.

Explicó también que los ciclistas deben de respetar los señalamientos básicos verticales y horizontales; los primeros son los altos reflejantes, altos próximos, flechas del sentido de circulación y los segundos son los pasos cebra, delimitación de carriles, flechas direccionales, la leyenda alto pintado en el pavimento, entre otros.

Antes del 2011 cuando se hizo obligatorio la portación de casco, los motociclistas llegaban en los hospitales muertos, después de esa fecha, llegan vivos pero con una pierna rota o brazo o algún golpe más fuerte, sin embargo, si la secuelas persiste para la familia subsidiar el gasto de esta, puede llegar afectar la economía de la familia”, indicó.

Para el especialista en vialidad, actualmente hace falta una campaña de “concienciación emocional objetiva” que el gobierno tanto municipal como estatal coadyuven para explicar las consecuencias “reales” cuando un ciclista o motociclista es atropellado, porque además también sufre la parte que causa el siniestro, que muchas veces es detenido y tiene que pagar por la muerte ya sea económica o judicialmente.

Asimismo recordó que la justicia no siempre es “pronta y expedidita” como se establece, debido a que los juicios muchas veces son prolongados por meses y hasta años, por lo que implica otro gasto económico y emocional.

Esto lo dijo en el marco del Día Mundial de la Conmemoración de las Victimas del Tránsito que se celebra cada tercer domingo de noviembre en donde indicó que es la fecha para aumentar la conciencia del público con respecto al “costo” de las colisiones de tránsito para las familias.

Así como exigir la necesidad de iniciar y promover esfuerzos para controlar los accidentes que se han convertido en un problema de salud pública.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios