15 de Diciembre de 2017

Yucatán

Acecha diabetes a niños yucatecos

La Secretaría de Salud reporta que, en promedio, detectan a la semana un nuevo caso; relacionan la obesidad infantil con esta enfermedad.

En los últimos años se incrementó el número de niños con diabetes. (Milenio Novedades)
En los últimos años se incrementó el número de niños con diabetes. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Acecha diabetes a niños yucatecosCompartir en Twiiter Acecha diabetes a niños yucatecos

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Poco a poco, la diabetes tipo 2 se ha convertido en una patología que impacta severamente no sólo a los adultos, sino a la población infantil del Estado, al grado que cada semana se detecta, en promedio, un nuevo caso.

El director del Programa de Nutrición de la Secretaría de Salud Estatal (SSE), José Enrique Baqueiro Cárdenas, señaló que de acuerdo con el Programa de Atención y Control de la Obesidad, en los tres años que llevan trabajando en el esquema de detección y prevención, 140 niños han sido.

diagnosticados con diabetes tipo 2, los cuales han sido canalizados para su tratamiento a la Unidad Cardiometabólica de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady).

El funcionario estatal indicó que un niño obeso tiene 40 por ciento de posibilidad de padecer enfermedades crónicas, como la diabetes, por lo que se debe tomar en cuenta que al ser Yucatán el segundo lugar nacional de obesidad, se trabaja en la prevención en menores antes de que cada vez más infantes contraigan estos males.

Puntualizó que hasta hace unos años la diabetes tipo 2 era una enfermedad que se presentaba sobre todo en personas mayores de 40 años, pero con el incremento del índice de la obesidad infantil esta patología también se ha presentado en niños, sobre todo a partir de los 10 años, “aunque ya hemos visto en Yucatán un caso de un pequeño de ocho años por el exceso de peso”.

El especialista explicó que un pequeño con diabetes tipo 2 se caracteriza por ser un paciente con sobrepeso y sedentario, que tiene niveles de azúcar elevados y que se le maneja a través de hipoglucemiantes orales, una dieta y un programa de ejercicios.

“Es importante señalar que la diabetes interfiere en el desarrollo normal de las tareas propias de la infancia y la adolescencia, incluidos el buen seguimiento escolar y la transición a la vida adulta”, advirtió.

Agregó que ese padecimiento incrementa el riesgo de morir por cardiopatías, enfermedades cerebro-vasculares e insuficiencia renal, además de que es la causa más importante de amputación de miembros inferiores de origen no traumático y la principal causa de ceguera.

Ante ello, dijo, es necesario evitar su aparición y, de tenerla, mantener un control del paciente para que tenga una buena calidad de vida.

“De unos seis años a la fecha, las acciones se han enfocado al control de la obesidad para evitar consecuencias, de tal manera que se fomenta que bajen de peso impulsando el incremento de la actividad física, limitando las horas de entretenimiento de televisión y videojuegos, y con juegos dinámicos y activos, además de proporcionarles alimentación balanceada de acuerdo con su edad”, detalló.

Acerca de la diabetes tipo 1, Baqueiro Cárdenas mencionó que se presenta en la población infantil un padecimiento, en el cual la producción de insulina por el páncreas es nula.

El origen de ese mal es genético, por lo que los menores enfermos tienen que inyectarse constantemente insulina, así como tener una dieta adecuada.

Los niños con diabetes tipo 1 son muy delgados y hay que proporcionarles una alimentación acorde con el número de unidades de insulina que se les aplique; aunque no son frecuentes, cuando se presentan casos son más difícil de manejar, ya que el plazo de aparición de complicaciones, sino se trata, suele ser corto.

“Se puede presentar a partir del año y se tiene que ver cómo funciona el páncreas y su producción de insulina”, detalló.

Enfermedad que aparece súbitamente

 

En la última década aumentó en Yucatán en 30 por ciento el número de casos de diabetes infantil, principalmente en menores de nueve, 10 y 11 años.

El director del Instituto Municipal de la Salud, Manuel Armando Díaz Suárez, señaló que en la actualidad es frecuente encontrar a niños y jóvenes con diabetes tipo 1 y 2, y recordó que hace algunos años se pensaba que era una enfermedad crónica en adultos mayores.

El galeno explicó que en la diabetes tipo 1 el enfermo es dependiente de la insulina, y si no se utiliza, no lleva un control.

En caso del tipo 2, dijo, se tiene un control sin necesidad de esa sustancia, ya que se lleva un tratamiento con hipoglucemia oral, además los niños, si traen el factor genético, padecerán diabetes, independientemente de su complexión.

Agregó que la enfermedad aparece súbitamente y puede surgir a partir de las primeras semanas de nacimiento hasta los 30 años; aunque es en el periodo de cinco a siete años y durante la pubertad, cuando el padecimiento tiende a ser más común.

Díaz Suárez afirmó que en Mérida hay menores con diabetes, pero no existe un registro adecuado de los casos, además, indicó, se debe tomar en cuenta que Yucatán lidera en el país en obesidad infantil.

Indicó que actualmente se trabaja en un subregistro y un diagnóstico de los menores, por lo que el Ayuntamiento impulsará la prevención y el combate de la diabetes infantil.

“Iniciaremos con la promoción en la salud, en coordinación con la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), de la cual participarán personal y estudiantes de las facultades involucradas en el área de Medicina y Nutrición, entre otras; realizaremos pláticas y pruebas de detecciones oportunas de diabetes”, adelantó.

Señaló que el DIF Municipal también trabaja en un programa para prevenir esa enfermedad, impulsando los hábitos para una buena dieta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios