26 de Septiembre de 2018

Yucatán

El mercado rojo de la sangre en Mérida

Personas sin escrúpulos ofrecen donadores del vital recurso a cambio de un pago anticipado, aunque esa gente no sea apta para ceder plasma.

Hospitales privados realizan transfusiones a cambio de garantía de $2 mil por unidad. (Archivo SIPSE)
Hospitales privados realizan transfusiones a cambio de garantía de $2 mil por unidad. (Archivo SIPSE)
Compartir en Facebook El mercado <i>rojo</i> de la sangre en MéridaCompartir en Twiiter El mercado <i>rojo</i> de la sangre en Mérida

Jesús Mejía/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- El “mercado negro” o “comercio ilegal de sangre” en la que personas sin escrúpulos ofrecen donadores a cambio de una determinada cantidad de dinero, que llega hasta mil pesos la unidad, continúa en la entidad, reconoció la presidenta de la asociación “Donando Sangre, Compartiendo Vida”, Marcia Lara Ruiz.

La promotora de donación altruista aceptó que esta práctica se registra en los alrededores de las clínicas y hospitales públicos y privados de Mérida, donde individuos merodean para captar a interesados en contar con donantes para ofrecer alguno a cambio de dinero.

El problema, dijo la entrevistada, es que muchos cometen fraude porque el interesado paga de manera anticipada, dinero que pierde pues el donante propuesto se sujeta a análisis posteriores de sangre y los resultados indican que no es apto para ser donante.

Lara Ruiz remarcó que la comercialización de la sangre está prohibida por ley y que toda la sangre que se adquiera debe ser por vía de donadores voluntarios.

En México, la Ley General de Salud prohíbe la compra-venta de sangre y sus componentes, por lo que sólo se puede obtener de donadores sanos que la proporcionan gratuitamente.

La venta de sangre está prohibida por ley  y que toda la que se adquiera debe ser por vía de donadores voluntarios

La única forma de obtener sangre segura en el país es por medio de la donación voluntaria, familiar o altruista. 

También se puede tener de forma dirigida para algún familiar o amigo, o en reposición, siempre y cuando el donador esté sano, en condiciones adecuadas y no tenga antecedentes de riesgo.

Marcia Lara expuso que la única forma de combatir esta comercialización ilegal de sangre y el fraude es mediante la aportación voluntaria y altruista.

Informó que la asociación que preside cuenta con una red de 163 donadores voluntarios, cantidad que ha aumentado, ya que a principios de este año contabilizaba unos 120, lo que constituye un avance, aunque insuficiente, ya que los servicios de salud requieren constantemente de ese recurso vital.

Los hospitales, dijo, requieren de manera permanente donadores para contar con un banco disponible para salvar vidas, por lo que el IMSS, Issste, Cruz Roja, Secretaría de Salud y Servicios de Salud solicitan voluntarios dispuestos a cubrir las unidades de plasma empleadas para la atención de un paciente. 

Requieren más voluntarios
  • Clínicas y hospitales públicos y privados presentan en promedio 20 solicitudes de donadores al mes a “Donando Sangre, Compartiendo Vida”, lo que refleja la necesidad de contar con más voluntarios.
  • Marcia Lara llamó a combatir el comercio ilícito de sangre con donaciones altruistas. Los varones en condiciones físicas y de salud óptimas pueden donar hasta cuatro veces al año, y las mujeres, tres.

Merodean "coyotes" laboratorias y clínicas

Por otro lado, pese a que por disposición federal está prohibida la comercialización de plasma, en los alrededores de las áreas de laboratorio o bancos de sangre de instituciones de salud pública del Estado, como el Hospital Agustín O’Horán, se encuentran mediadores o “coyotes” que ofrecen potenciales donantes.

Se trata de un boyante mercado negro que atiende la demanda de plasma de las clínicas y hospitales del Sector Salud.

Los 'coyotes' que merodean laboratorios y clínicas venden por lo regular sangre inservible

En torno del Banco de Sangre del Estado de Yucatán, ubicado en las instalaciones del Hospital O’Horán, existen oferentes dispuestos a atender a familiares de pacientes que requieren determinadas unidades de sangre.

De acuerdo con una investigación, ”coyotes” ofrecen plasma a cambio de cantidades que oscilan entre 700 y mil pesos la unidad, que son los “precios actuales”, dado que apenas unos cinco años el costo por donador era de 500 pesos.

Un individuo apodado “El Negro” deambula en las inmediaciones del O’Horán para ofrecer donadores a cambio de 700 o hasta mil pesos por unidad.

En hospitales privados se realizan transfusiones a cambio de reposiciones mediante donadores del paciente o, en su caso, el banco de plasma solicita como garantía dos mil pesos por unidad, los cuales son devueltos cuando se proporcionan los donantes efectivos. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios