22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Tres de cada cinco personas que intentan dejar de fumar recaen (gráfico)

Los adictos al tabaco luchan por salir de las garras del vicio. La clínica del CIJ ha atendido a 50 personas en los dos años que lleva funcionando.

Aunque muchas personas intentan dejar de fumar, sin el apoyo especializado se torna muy difícil. (Milenio Novedades)
Aunque muchas personas intentan dejar de fumar, sin el apoyo especializado se torna muy difícil. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Tres de cada cinco personas que intentan dejar de fumar recaen (gráfico)Compartir en Twiiter Tres de cada cinco personas que intentan dejar de fumar recaen (gráfico)

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- En Yucatán, tres de cada cinco personas que intenta dejar de fumar recae, e incluso abandonan el programa antiadicción, revela estudio de la Clínica de Tabaquismo del Centro de Integración Juvenil (CIJ) Mérida.

La terapeuta en adicciones y responsable del área para dejar de fumar del CIJ Mérida, Modesta del Carmen Rivero Cruz, indicó que iniciaron hace dos años con este apoyo a quienes quieren dejar de fumar; hasta el momento han atendido a unas 50 personas, en una sesión semanal de 9 a 11 horas.

De esta cifra han dejado el vicio aproximadamente 15 personas, las demás sólo acuden una vez y no regresan, mientras que otros siguen acudiendo al grupo en una lucha constante, ya que sufren recaídas.

“Esta clínica tiene dos años de haberse abierto y han llegado unas 50 personas, entre las que vienen una vez y ya no regresan, hasta los que se quedan y están en la lucha. Han dejado de fumar unos 15 que, se escucha una cantidad muy pequeña, pero son personas con tabaquismo crónico, que tienen muchos años de fumar”, precisó.

La especialista apuntó que es relativo el tiempo que requiere una persona para dejar la adicción, ya que depende de si el problema es un hábito o una dependencia, y de cuánto consuma, pues hay gente que fuma hasta 40 cigarros al día y otras 14.

“El primer día que llegan les digo que no vengan pensando que en un tiempo corto dejarán de fumar, porque es sumamente difícil; si se da una recaída es importante que no piensen que se acabó el esfuerzo y no tiene caso seguir, al contrario, deben seguir adelante hasta superarlo las veces que sea necesario”, enfatizó.

Rivero Cruz indicó que uno de los principales problemas del tabaquismo es que la adicción se da sin que la gente lo perciba, porque el daño interno no se refleja de inmediato, y aun cuando pueden haber dientes manchados o que el aliento cambie o que no se puede hacer la misma actividad física, son factores que no causan una reacción.

Asimismo, dijo que hay personas que no tienen un daño físico aparente, ya que se les realiza una radiografía de los pulmones y sale limpia, y entonces siguen fumando porque no hay una percepción de riesgo, a diferencia de cuando aparece algo en los estudios y entonces deciden dejarlo.

Uno de los problemas del tabaquismo es que la adicción se da sin que la gente lo perciba

Consideró importante que sea decisión personal dejar la adicción, por cualquier motivo, incluso si es por algún detalle, como el que la apariencia de sus dientes ya no le guste, o que la piel y el cabello estén más resecos.

Por ejemplo, indicó, para Benjamín, uno de los pacientes crónicos que han disminuido esta adicción desde que inició en el grupo del CIJ, fue importante para su decisión de dejar de fumar el dinero que gastaba; a pesar de tener más de 40 años fumando y de que no se le detectó algún problema de salud relacionado con la nicotina, ya ha dejado de consumir 30 de los 40 cigarros que fumaba al día.

La terapeuta mencionó que para dejar de fumar existen varias etapas, la primera es la precontemplación, en la cual el fumador no se ha planteado dejar de fumar o no encuentra motivo para hacerlo.

Luego se encuentra la fase de planteamiento o de contemplación, en donde el adicto al tabaco se plantea ya, aunque tímidamente, la posibilidad de tener que dejar de fumar porque reconoce y asume que esta acción tiene consecuencias negativas para la salud.

En la fase de preparación la persona se alista para dejar de hacerlo en el transcurso del mes siguiente, y pueda llevar a cabo acciones preliminares, como disminuir el número de cigarrillos consumidos al día.

Le sigue la fase de acción, donde no sólo se plantea dejar de fumar, sino que pasa a la acción, asumiendo lo que implica; de ahí pasa a una fase de consolidación o mantenimiento, fumadores que llevan más de seis meses de abstinencia. A los 12 meses se considera que un sujeto es ex fumador.

Por último, se puede dar la fase de recaída; sin embargo, un fumador que recae no vuelve a la primera de las fases del proceso de cambio ni tampoco a la de acción. 

Etapa adolescente
  • En 2013, un informe emitido por el CIJ Mérida revela que de 675 pacientes atendidos con edades de entre 10 y 19 años, 461 reportaron adicción al cigarrillo.
  • De estas 461 personas, 313 comenzaron a fumar cuando tenían entre 10 y 14 años, y 148 iniciaron de 15 a 19 años.
  • Más del 50 por ciento de las personas que fuman comienzan en la adolescencia.

Estudio

A partir de marzo se incorporó a las jornadas del programa Miércoles Ciudadano del Ayuntamiento de Mérida el estudio de espirometría, a cargo del Centro de Integración Juvenil (CIJ) Mérida, que permite detectar enfermedades pulmonares obstructivas crónicas, ocasionadas por el consumo de tabaco.

La titular de la Clínica de Tabaquismo del CIJ, María Isabel Delgado Centeno, indicó que la prueba es sencilla, ya que consiste en que el paciente sople a través de un pequeño tubo de cartón conectado al espirómetro, aparato para medir la capacidad de las respiraciones, el cual está conectado a la computadora.

Con eso se mide el nivel de daño pulmonar a causa del tabaquismo.

Con los resultados se pueden realizar recomendaciones a los fumadores y remitírseles con especialistas.

Quien desee practicarse la prueba puede acudir a la Clínica del Tabaquismo, ubicado en las instalaciones del CIJ, en la calle 55 ente 64 y 66. 

El estudio se aplica de manera gratuita en los Miércoles Ciudadanos y en la clínica se maneja mediante cuotas simbólicas.

“Humo” desencadena enfermedades mortales

En Yucatán, cinco de los principales problemas de salud están relacionados con el consumo del tabaco o fumadores pasivos, señaló el coordinador auxiliar de los Servicios de Prevención y Promoción de la Salud para Trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (Sppstimss) Yucatán, Gaspar Ley Chi.

Estas patologías son el cáncer, así como enfermedades cardiacas, pulmonares, cerebro vascular e infecciones respiratorias frecuentes.

Señaló que el IMSS lleva un trabajo específico dirigido a la prevención del tabaco a través de estrategias como “edificio 100 por ciento libre de humo de tabaco” y el apoyo a los trabajadores que quieran dejar de este hábito. 

Hasta el momento, el IMSS Yucatán lleva certificados 39 edificios, de los cuales seis son hospitales de segundo nivel, 30 Unidades de Medicina Familiar, la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) y dos edificios administrativos, y aun cuando no cuenten con esta certificación está prohibido a la población y trabajadores fumar en instalaciones de este instituto.

Además, para las personas que quieran dejar de fumar existe personal capacitado en los servicios de promoción y prevención para los trabajadores del instituto, los cuales brindan asesoría y, en caso de que haya una adicción muy fuerte, existen convenios con el Centro de Integración Juvenil (CIJ) Mérida para derivar a quien lo requiera. 

“Para los trabajadores tenemos el servicio de Sppstimss y en las unidades médicas se encuentra el área de medicina familiar, ya sea en la coordinación médica, donde brindan asesoría para derivar a los pacientes”, refirió.

Cabe señalar que a partir de 2006 el IMSS, por un acuerdo del consejo técnico del instituto, se incorpora a este esquema con el objetivo de que todos los edificios de esta instancia estén libres de humo de tabaco.

Cabe indicar que desde 2012 inició la certificación de los edificios de esta dependencia, mediante la participación de la Secretaría de Salud del Estado y el Consejo Estatal Contra las Adicciones, que son los que avalan que se cumplan los criterios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios