16 de Noviembre de 2018

Yucatán

Revelan perfil de adicciones por estrés laboral en Mérida

Las dependencias más comunes de la clase trabajadora son: tabaquismo, alcoholismo, consumo de marihuana y benzodiazepinas.

De acuerdo a Víctor Roa, director del Centro de Integración Juvenil, el programa de prevención de consumo de drogas es obsoleto, y solo se enfoca a un segmento de la población. (SIPSE)
De acuerdo a Víctor Roa, director del Centro de Integración Juvenil, el programa de prevención de consumo de drogas es obsoleto, y solo se enfoca a un segmento de la población. (SIPSE)
Compartir en Facebook Revelan perfil de adicciones por estrés laboral en MéridaCompartir en Twiiter Revelan perfil de adicciones por estrés laboral en Mérida

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El estrés laboral provoca en Mérida un aumento en el consumo de drogas, las cuales varían de acuerdo con el tipo de trabajo que cada uno de los afectados desarrolla, informó el director del Centro de Integración Juvenil (CIJ) en la ciudad, Víctor Roa Muñoz.

El estudio determinó que, dependiendo del ramo laboral, se pueden detectar ciertos consumos de sustancias, por lo que de esta manera bien se pueden establecer mejores estrategias de prevención y control de la drogadicción.

Ejemplificó el área de la construcción, cuyo problema es el abuso de alcohol, mientras que en la actividad pesquera hay mucho consumo de marihuana. Asimismo, en el ramo de servicios, los trabajadores ingieren alcohol, cocaína y marihuana.

Acerca de los que están en el sector salud, indicó que como tienen acceso a ciertos medicamentos, tienen un factor de riesgo de volverse adictos.

Consideró interesante que “el tipo de drogas que consumen depende de la actividad que realizan”.

Al presentar los resultados del reciente estudio efectuado, expresó que las adicciones más comunes entre la clase trabajadora en la entidad son el tabaquismo, el alcoholismo, así como el consumo de marihuana y de benzodiazepinas, que son tranquilizantes menores.

Recalcó que el consumo de estos productos es para minimizar el estrés laboral, pero a futuro la anomalía se torna más complicada, incluso algunos los mezclan para tener “un mayor efecto para la solución a su problema”.

Lamentó este fenómeno registrado en la capital yucateca, donde de cada cinco pacientes atendidos en el año, dos son empleados.

Programa preventivo es obsoleto

Destacó la importancia de que el Sector Salud cuente con un programa de prevención de consumo de drogas más amplio, pues el actual es obsoleto, y sólo se enfoca a un segmento de la población.

El especialista señaló que el problema se torna más complejo cuando las personas caen en la adicción de los juegos de azar.

“Y lo peor, no hay datos precisos para conocer qué tan grave es el problema de la ludopatía en el Estado”, agregó.

Roa Muñoz reconoció que el estrés laboral influye en el consumo de drogas de los trabajadores, por tal razón tienen que desarrollar habilidades y competencias socioemocionales para hacer frente a las situaciones de estrés, presiones y trastornos de ansiedad.

Advirtió que entre las consecuencias de uso de drogas están el perder el trabajo, tener problemas con sus superiores y compañeros, el ausentismo laboral y que cambien de forma constante de empleo.

Resaltó que la mayoría de los trabajadores usuarios de alguna droga piden apoyo al CIJ, pues en sus centros laborales les condicionan la oportunidad de continuar en la empresa si deciden llevar un tratamiento.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios