26 de Septiembre de 2018

Yucatán

En Yucatán, 4 de cada 10 personas se siente fatigado

El ingerir este tipo de líquidos puede detonar problemas cardiovasculares, hipertensión arterial y diabetes. Alto contenido de azúcar.

Las bebidas energéticas ofrecen una importante aportación de carbohidratos, por lo que especialistas sugieren evitar un consumo excesivo. (Milenio Novedades)
Las bebidas energéticas ofrecen una importante aportación de carbohidratos, por lo que especialistas sugieren evitar un consumo excesivo. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook En Yucatán, 4 de cada 10 personas se siente fatigadoCompartir en Twiiter En Yucatán, 4 de cada 10 personas se siente fatigado

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El consumo excesivo de bebidas energéticas pueden detonar problemas cardiovasculares, hipertensión arterial y diabetes, debido a su alto contenido de azúcar, elementos estimulantes como cafeína, taurina y su combinación con el alcohol, alertó Jacinto Herrera León, jefe del departamento clínico de medicina interna del Hospital de Especialidades Centro Médico Nacional “Lic. Ignacio García Téllez”.

El especialista médico dijo que este tipo de productos contienen entre 20 y 30 gramos de carbohidratos, incluso algunos hasta 70 gramos, cuando lo ideal es un máximo de 50 gramos al día. No obstante, debido a la prevalencia de enfermedades derivadas del consumo de azúcar, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugirió una cifra menor: 25 grados, lo que equivale a 12 cucharaditas de azúcar diario, en una dieta de dos mil calorías promedio.

Herrera León mencionó que han observado que la población más interesada en el consumo de las bebidas energizantes son los jóvenes y adultos, por diversas razones: quitar la sensación de sueño, cansancio, para tratar de recuperarse de una desvelada, estudiar o incluso sólo refrescarse.

La Encuesta Nacional de Hogares de 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) integra información acerca de la salud emocional de las personas de siete años y más, entre los rubros destacan los indicadores sobre la sensación cansancio.

El estudio revela que en promedio dos de cada 10 mexicanos se siente cansado o fatigado; en Yucatán, la cifra es de 34 por ciento, equiparable a entidades como Nuevo León, que reportó 34.6 por ciento, Estado de México 30.5 y Morelos 35.2 por ciento.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), existen en la entidad más de 300 mil personas diagnosticadas con diabetes y una cifra similar que desconoce que padece la enfermedad.

Algunas personas consumen bebidas hipertónicas como auxiliar para 'subir” la energía; advierten que en exceso puede detonar enfermedades

Jacinto Herrera indicó que los escenarios que pueden desencadenar este tipo de bebidas son enfermedades derivadas por el consumo de azúcar (diabetes, obesidad), por estimulantes como cafeína, taurina, tiamina (hipertensión arterial) y la combinación de estos elementos con alcohol (deshidratación, taquicardia, hasta infarto y hemorragias cerebrales).

Cuando se mezcla de esta manera provocan que la persona tarde en sentir el efecto y consuma grandes cantidades, lo que genera deshidratación del cerebro.

“Una persona con predisposición a la diabetes tipo 2 puede detonar su presencia con el consumo de estas bebidas, ya que aportan carbohidratos, calorías vacías, es decir, que no nutren. El conocimiento de uno mismo los puede salvar de las enfermedades, porque si el paciente conoce sus referencias en problemas cardiacos, de diabetes, obesidad, hipertensión, no consumiría estas bebidas”, apuntó.

A este panorama se agrega el elemento del estilo de vida, ya que con una agenda intensa de trabajo, malos hábitos alimenticios, falta de ejercicio y de sueño se experimenta la sensación de cansancio y fatiga, lo que ha propiciado que las personas consuman bebidas energéticas o hipertónicas, como auxiliar para “subir” la energía.

De acuerdo con un estudio de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), empleados y estudiantes de nivel superior son de los grupos que más consumen y siete de cada 10 toman al menos una lata o envase al día.

En el sondeo de bebidas energéticas de la Profeco, en el que se incluyeron consumidores yucatecos, indica que entre las principales razones para su ingesta son que “Reduce la sensación de cansancio”, “Me gusta su sabor”, “Me quita el sueño” y “Aumenta mi grado de concentración”.

Las bebidas energéticas o hipertónicas ofrecen una falsa sensación de energía y su consumo regular y en grandes cantidades provoca aumento en los niveles de azúcar del cuerpo, problemas cardiacos, y en el caso de personas con diabetes sin control adecuado, podría conducirlos a presentar alteraciones graves.  

Por su parte, María José Castañeda, educadora en diabetes y colaboradora de la Asociación Mexicana de Diabetes del Sureste A. C., dijo que el consumo de estas bebidas no son recomendables para la población y se considera un factor de riesgo para las personas con diabetes. 

Bebidas saludables

La Asociación Mexicana de Diabetes promueve en su sitio oficial información sobre el consumo de bebidas saludables, ya que de acuerdo con sus investigaciones, en México el 21 por ciento del consumo energético es proveniente de bebidas, la mayoría son de bebidas carbonatadas y azucaradas, jugos, leche entera y alcohol. Aunado a lo anterior, se adiciona la cantidad calórica proveniente de la dieta, y contribuye al consumo excesivo de energía que se vincula a obesidad y diabetes.

El Comité de Expertos para la Recomendación de Bebidas realizó una clasificación para que se pueda conocer con base en niveles los tipos de bebidas y hacer una correcta elección de consumo. Los expertos de esta asociación indican que el gran aumento de patrones no saludables y de diagnósticos de diabetes, junto con el consumo excesivo de energía proveniente de bebidas, ha generado crear medidas de control en varias categorías de bebidas, para evitar riesgos nutricionales y a la salud.

Grupos de riesgo
  • Recomiendan que el consumo de estos productos se limite en grupos de riesgo como mujeres en edad reproductiva y niños, ya que la cafeína puede provocar nerviosismo, irritabilidad, insomnio, incremento de orina, ritmos cardiacos anormales (arritmias) y malestar estomacal.

Componentes de riesgo

Las bebidas energéticas, por sus componentes, pueden generar diversas afectaciones a la salud, de consumirse en exceso.

  1. Puede causar arritmias cardíacas. En el caso de las bebidas energéticas los ingredientes con los que están compuestas son principalmente cafeína, tiamina, guaraná, entre otros; estos componentes, al ser estimulantes, conllevan a una serie de alteraciones en el organismo como estimulación cardiaca, arritmias cardíacas, pérdida de reflejos, aumento de la presión arterial.
  2. Deshidratan el organismo. Aunque generalmente se cree que ingerir bebidas energéticas es una forma de hidratarse, y sobre todo, cuando se ha tenido un rendimiento físico intenso, se han llegado a conclusiones de que su efecto podría ser lo contrario; si estas bebidas se mezclan con grandes cantidades de alcohol su efecto es más nocivo, pudiendo llevar al organismo a deshidratarse severamente.
  3. Daño renal. Los componentes de las bebidas energéticas no sólo aumentan los niveles de energía, como su nombre lo dice, sino que además sus componentes pueden dañar los riñones, uno de los órganos más importantes del ser humano. Por ello, y para poder evitar efectos dañinos en el futuro, se aconseja no beberlas en grandes cantidades y además no deben ser consumidas por niños y adolescentes.
  4. Nerviosismo. Sin duda, consumir de forma excesiva las bebidas energéticas afecta el funcionamiento del sistema nervioso central, y siendo uno de los sistemas más importantes del organismo, esto afecta de forma general el buen funcionamiento del organismo.
  5. Alteraciones del sueño. Uno de los principales peligros a la salud que causan las bebidas energéticas, son las alteraciones en el sueño, el insomnio, que a la larga puede desencadenar un cansancio crónico, pudiendo hacer que el funcionamiento del cuerpo se vaya deteriorando.

Brebaje estimulante

Carbohidratos. Los más frecuentes son sacarosa, glucosa, glucoronolactona y fructuosa.

Cafeína. Es un estimulante del sistema nervioso central y el músculo cardíaco. Reduce la sensación de cansancio, ya que retrasa la fatiga y la somnolencia.

Taurina. Es uno de los aminoácidos más abundantes en el músculo y el sistema nervioso en desarrollo. Tiene propiedades diuréticas y estimulantes.

Guaraná. Esta sustancia pertenece al grupo de las xantinas y contiene un alto porcentaje de cafeína.

Inositol. Forma parte de las vitaminas del complejo B. Está involucrado en el metabolismo de las grasas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios