09 de Diciembre de 2018

Yucatán

La albañilería, grandes riesgos y bajos salarios

De acuerdo con cifras del Inegi, 25 mil personas se dedican a esta actividad.

Los albañiles trabajan bajo grandes peligros y en la mayoría de los casos sin seguridad social. (Fotos: José Acosta/Milenio Novedades)
Los albañiles trabajan bajo grandes peligros y en la mayoría de los casos sin seguridad social. (Fotos: José Acosta/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook La albañilería, grandes riesgos y bajos salariosCompartir en Twiiter La albañilería, grandes riesgos y bajos salarios

MÉRIDA, Yuc.- Hoy 3 de mayo los maestros de la cuchara celebran su día; con palos, alambre o cualquier material de trabajo elaboran un crucifijo, porque en el calendario hoy también se celebra a la Santa Cruz. Pero después de esta fecha, las 25 mil personas que estima el Inegi se dedican a esta actividad en todo el Estado regresarán a sus labores, es considerado uno de los oficios más riesgosos en donde el salario no se compara con el peligro que corren los albañiles al realizar su trabajo.

En 2017 se registraron en total 11 muertes de alarifes. En lo que va de 2018 ya se ha registrado una.

Para Jorge Mukul Itzá, de 33 años, que desde los 15 comenzó a ejercer este oficio, es necesario que los sueldos mejoren porque gran parte de los alarifes provienen de otros municipios, por lo que el costo del transporte y alimentos absorben un importante porcentaje de su salario.

Originario de Tixpéhual recibe a la semana alrededor de $2 mil, pero por el alto costo de transporte prefirió comprar una motocicleta, con lo que se ahorra a la semana alrededor de $100. Diariamente gasta $66 en trasladarse de su municipio a una colonia ubicada en el norte de la ciudad, donde trabaja actualmente.

 

Asegura que también es importante que los albañiles cuenten con Seguro Social, prestación que gran parte del gremio no tiene y si se les asegura su sueldo se reduce considerablemente, por lo que se “arriesgan” trabajar de esa manera.

Albañiles menores

A pesar de que no existe un censo para calcular cuántos menores de edad trabajan en el ramo de la construcción, es sabido que desde temprana edad los padres llevan a sus hijos para que aprendan “la chamba”, por las bajas condiciones económicas que padecen muchas familias, que no pueden costear la educación de sus hijos.

Además, persiste la idea de que este oficio se aprende de generación en generación, no existe una escuela en donde se enseñe a ser albañil, todas las técnicas, como pegar pisos o realizar los acabados las enseñan personas que llevan varios años en el ramo de la construcción.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios