23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Alientan a fortalecer la chispa divina

Comparte la tanatóloga Alejandra Jiménez Virgen consejos sobre cómo cuidar el espíritu humano y su importancia en el mundo.

Alis García, Alejandra Jiménez Virgen y Esperanza Nieto en el programa radiofónico . (SIPSE)
Alis García, Alejandra Jiménez Virgen y Esperanza Nieto en el programa radiofónico . (SIPSE)
Compartir en Facebook Alientan a fortalecer la chispa divinaCompartir en Twiiter Alientan a fortalecer la chispa divina

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Como parte de una visita a Yucatán estuvo presente en el programa radiofónico “Salvemos Una Vida”, que se transmite por la señal de Amor 100.1, Alejandra Jiménez Virgen, especialista en tanatología (disciplina que aborda el fenómeno de la muerte desde varias perspectivas: humanista, religiosa y espiritual, de lo que significa morir y lo que hay después de la vida), quien platicó sobre el espíritu humano y la importancia de cuidarlo.

La emisión estuvo bajo la conducción de Esperanza Nieto y Alis García y minutos antes de  abordar el tema principal, esta última recordó la importancia de que las personas tomen en cuenta las cosas pequeñas que tienen a su alrededor y de los grandes milagros que Dios regala a diario, como es el oxígeno. 

“Una de esas cosas tan maravillosas es el aire que respiramos y es el que oxigena todas nuestras células, por lo que mínimo se deben dar tres respiraciones profundas al día para oxigenar nuestras células”, refirió.

Recordó que el oxígeno es una fuente de vida, porque sin él no existen los seres humanos.

Por su parte, Alejandra Jiménez señaló que todas las antiguas tradiciones dicen “sea el viento el que eleve mis plegarias a Dios y sea la estela de este viento la que me traiga lo que Dios dice a mis oídos”.

“Este viento con el que nos oxigenamos pasa biológicamente maravilloso dentro del cuerpo si usted inhala fuerte y potente, y retiene el oxígeno y aire por la mayor cantidad del tiempo posible, ya que está científicamente comprobado que de 30 segundos hasta un minuto en una primera fase, usted está empezando a generar nuevos glóbulos rojos”, enfatizó.

Dijo que si las defensas de las personas están bajas o tiene un proceso de glóbulos rojos que requiere fortalecer, se recomienda inhalar y retener de 30 a 60 segundos el oxígeno y posteriormente exhalar vía nasal y retener, porque de esta forma se obliga a la médula a gestar glóbulos rojos perfectos.

Con estas recomendaciones, la especialista explicó que el espíritu es infinito, es decir que no tiene principio y no tiene fin, porque es la chispa divina en cada ser humano, es el pedacito que Dios otorgó, por eso él dice sea tu cuerpo templo del Espíritu Santo, porque la persona en sí misma es espíritu.

De esta manera compartió que cuando una persona dice que no sirve para nada, o los padres corrigen a los hijos a gritos diciendo que no sirven para nada, que lo van a mandar a trabajar, no sólo se está anulando la fuerza del espíritu del muchacho, sino que en ese momento se insulta al Espíritu Santo, esa chispa divina en él, o si se ve de otra forma, se está insultando a la divinidad del cuerpo.

Por tanto, para prender el espíritu dijo que es necesario trabajar en aspectos; por ejemplo, dijo que cuando la persona está triste y decidida a que no le pertenece a nada, todo le sale mal, busca trabajo y no lo encuentra; busca bajar de peso y no lo logra; busca tener su casa limpia y nunca lo concluye; significa que su Espíritu está en batalla.

“Estamos peleando contra algo muy profundo, contra un proceso de no ser realizado, no solamente es la buena vida y el buen destino, está usted peleando contra esa fuerza o demonio que no permite que nuestro Señor se manifieste de manera impecable”, refirió.

Mencionó que Jesús enseñó a los seres humanos que ante toda vicisitud hay que tener fortaleza y templanza para lograr la trascendencia, por lo que se debe iniciar el día diciendo: “conozco a Jesús como mi Señor y que mi día lo guíe Jesús, porque a él le encomendó el Padre la custodia de esta tierra”.

“Si nosotros invocamos el nombre de nuestro Señor Jesús, estamos invocando la fuerza del aliento divino que lo resucitó, lo llevó a los cielos y lo sentó a su derecha”,  apuntó.

En este sentido, dijo que el espíritu se prende entendiendo cuál es nuestro mayor talento, qué es lo que nos sale bien, y si no se trasciende es importante utilizar la sensatez y pedir ayuda.

Alejandra Jiménez  indicó que el espíritu es la fuerza para soportar también todas las cargas, desgracias, tristezas, por lo que para poder enderezar el espíritu las personas se deben disciplinar en aquello que los haga más saludables y más felices. “Tenga la fuerza de voluntad de tomar las decisiones que a usted le van a otorgar salud, limpieza y belleza, una vez que  lo hagan encomienden su espíritu y fortaleza a Dios con la frase en nombre del Señor Jesús: a ti encomiendo mi espíritu, es una oración que debemos decir antes de dormirnos, para actuar en la tierra como mejores personas”, destacó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios