21 de Noviembre de 2018

Yucatán

Alza vuelo el xix de la muestra militar en La Plancha

Ante improvisado público, se retira de Mérida el último helicóptero de la exhibición Fuerzas Armadas... Pasión por México.

El helicóptero CH-53 es el más grande de la muestra Fuerzas Armadas... Pasión por México. (Cortesía)
El helicóptero CH-53 es el más grande de la muestra Fuerzas Armadas... Pasión por México. (Cortesía)
Compartir en Facebook Alza vuelo el <i>xix</i> de la muestra militar en La PlanchaCompartir en Twiiter Alza vuelo el <i>xix</i> de la muestra militar en La Plancha

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- A pesar de haber concluido oficialmente, la muestra Fuerzas Armadas... Pasión por México siguió sorprendiendo a los meridanos.

En lo que pudiera considerarse el "xix" de esta exhibición, este viernes se ofreció un último espectáculo a los meridanos al alzar vuelo el helicóptero CH-53, el más grande de la muestra, lo que causó expectación al abandonar la explanada de La Plancha.

De acuerdo con información que nos proporciona el comunicólogo Erick Manzanilla Gómez, alrededor de 100 personas, apostadas sobre las calles 46 y 48, que flanquean estos terrenos, atestiguaron la despedida del enorme y antiguo aparato Sikorsky CH-53, que aún es utilizado para rescates de personas durante el plan DN-III.

Los vecinos que se congregaron en el sitio, donde estuvo montada la exhibición del 4 al 28 de octubre, esperaron varios minutos hasta que la nave encendió sus turbinas; 20 minutos después comenzaron a girar las hélices.

A las 13:00 horas ya eran numerosas las personas que se habían congregado en el sitio, y a ellos se sumaron motociclistas y automovilistas que se detuvieron a esperar el despegue, lo que generó un congestionamiento vial que se prolongó durante varios minutos.

Tras unos minutos más para verificar que todos los sistemas y luces funcionaran correctamente, los militares retiraron los calces y seguros junto a las ruedas del aparato, que entonces aumentó la potencia en sus hélices.

El último en retirarse

El helicóptero despegó a la 1:15 de la tarde, con tres ocupantes a bordo. La presencia militar en el sitio era mínima y el lugar ya estaba completamente desalojado. El CH-53 fue el último equipo en retirarse.

Al levantar el vuelo, el aparato generó potentes vientos, que arrancaron sombreros y gorras a los hombres, mientras las mujeres luchaban para no soltar sus sombrillas.

Por unos segundos, pequeñas piedrecillas cimbraron en varias partes del cuerpo al improvisado público. Las hélices levantaron una gran cantidad de tierra y polvo que fueron lanzados sobre los curiosos, muchos de los cuales dijeron que no pudieron ver el despegue porque cerraron los ojos.

Sin embargo, los más felices fueron los niños, a quienes no les importaron las incomodidades, pues por primera vez vieron de cerca y en vivo un helicóptero militar en acción.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios