20 de Agosto de 2018

Yucatán

Una red de mafia detrás de la captura del pepino de mar

La captura ilegal del producto deja grandes ganancias para los intermediarios que se dedican al contrabando de la especie.

Operativos estatales han funcionado para incautar pepino de mar y generar detenciones. (Milenio Novedades)
Operativos estatales han funcionado para incautar pepino de mar y generar detenciones. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Una red de mafia detrás de la captura del pepino de marCompartir en Twiiter Una red de mafia detrás de la captura del pepino de mar

Luis Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Las grandes ganancias que deja la explotación comercial del pepino de mar han generado una red de mafia, en la costa yucateca, que se dedica al contrabando de esta especie marina. Ya sea a oscuras o a plena luz del día, la ilegalidad burla los cercos de las autoridades y logra enviar el producto a Estados Unidos y Asia.

El tráfico ilegal de pepino de mar se ha vuelto una actividad ilícita que ha crecido sustancialmente, al grado de que gente del norte y centro del país, relacionados con el crimen organizado, son los compradores finales para llevar el producto hasta Tijuana y enviarlo en avión o por barco a países asiáticos.

Como sucede en los actos ilícitos, los pescadores yucatecos que se arriesgan a esta actividad son quienes se llevan la peor parte, pues si el cargamento es asegurado, entonces el intermediario no les paga.

De Dzilam de Bravo hasta Progreso hay cuando menos siete intermediarios que adquieren el pepino de mar de los pescadores a razón de unos 35 pesos el kilo, cuando el producto comercializado en Asia se llega a cotizar en mil 300 dólares, ya que es muy solicitado por sus supuestos fines curativos y afrodisiacos.

En una investigación de MILENIO NOVEDADES, la zona de mayor depredación de pepino de mar ocurre en la comprendida entre Dzilam de Bravo hasta Telchac Puerto, precisamente con base en estudios de la Conapesca que dividieron el litoral en polígonos; el que está en esta área es dónde abunda mayor cantidad de la especie.

Los pescadores que se dedican a la captura furtiva de pepino de mar señalan que hay unos siete u ocho intermediarios que controlan el contrabando, entre los que figuran sujetos a quienes apodan  “El Monito”, el Turixón”, “lolpulpo” e incluso se menciona al padre del actual alcalde de Dzilam de Bravo, Pedro Castillo.

Estas personas utilizan intermediarios para tratar con los pescadores que se animan a participar en esta actividad ilícita, en la que se utilizan unas 25 lanchas.

La mayor depredación de la especie sucede de Dzilam de Bravo a Telchac Puerto

Cabe recordar que el producto está en veda permanente  y sólo se permitió su captura cinco semanas a principios de este año.

Se indica que en cada viaje, cada una de las lanchas pesca en promedio media tonelada de la especie, que a razón de 35 pesos el kilo da un total de 17 mil 500 pesos; sin embargo, a los pescadores sólo se les paga cuando el producto ya se comercializó y emprendió el viaje a su destino final.

Si el pepino es decomisado por las autoridades policiacas, los pescadores no reciben el pago correspondiente.

Como se trata de una actividad ilegal, los pepineros salen en la oscuridad para la captura, que se hace mediante buceo, para que poco antes de las seis de la mañana ya estén regresando al puerto y preparen el producto para entregar.

El producto es “sancochado” antes de ser entregado a los intermediarios, por lo que esta actividad se realiza en las zonas conocidas como “Las Bocas”, “El Cerrito” y “La Laguna”, en Dzilam de Bravo.

Detenciones y decomiso de equinodermo, al alza

Mientras tanto, autoridades de seguridad del Estado, en conjunto de corporaciones federales, han realizado importantes detenciones de traficantes de pepino de mar en los últimos meses, al igual que el decomiso del producto marítimo.

Elementos de la Policía Federal Ministerial detuvieron a José Lorenzo Cutz Cen en cumplimiento de una orden de aprehensión expedida por el Tribunal Unitario del Decimocuarto Circuito por el delito de posesión de especie acuática en veda, concretamente pepino de mar, con fines de comercio dentro de la causa penal 02/2013. 

Elementos de la Policía Federal Ministerial de la PGR en Yucatán trasladaron a Cutz Cen al Centro de Readaptación Social del Estado a disposición del tribunal federal que lleva el proceso.

La fuerza pública ha realizado importantes aprehensiones por el delito de pesca ilegal

Como publicamos, Cutz Cen fue detenido el 4 de enero pasado junto con Carlos Antonio Franco (a) Dyck Tracy (uno de los principales comerciantes de la especie acuática), Wilebaldo Alcocer Ruiz y Jesús Alejandro Kantun Ventura, por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), en el puesto de control ubicado en la carretera  Cansahcab-Dzilam de Bravo, tramo Dzidzantún-Cansahcab, cuando transitaban a exceso de velocidad en posesión de un total de 54 bolsas, que contenían  998 kilogramos 600 gramos del producto marino.  

Los detenidos y lo asegurado quedaron a disposición del agente del Ministerio Público Federal, quien los consignó y puso a disposición del Juzgado Cuarto de Distrito en el Estado. 

Sin embargo, los presuntos responsables obtuvieron auto de libertad por falta de elementos, con reservas de ley, por lo que el agente del Ministerio Público de la Federación interpuso un recurso de apelación contra el referido auto de libertad, el cual fuera resuelto por el Tribunal Unitario del Décimo Cuarto Circuito. 

Ahí, al analizar el material probatorio aportado por el Fiscal de la Federación, el Tribunal Federal determinó revocar el auto de libertad contra los implicados.

Baja guardia provoca incremento de la caza

Por otro la do, la Unidad Mixta de Vigilancia, creada para apoyar a la Conapesca en las tareas de inspección que garanticen el cumplimiento de la veda de pepino de mar, ha dejado de funcionar como tal, lo que ha motivado el incremento de la captura ilegal de esta especie marina, ya que sólo funcionó durante el lapso que se permitió la pesca del equinodermo a principios de este año.

El “sancocho” lo realizan en terrenos que dan a la playa sin alejarse tanto de la zona habitada

Desde entonces, los operativos realizados contra contrabandistas de peino de mar se han realizado por la Secretaría de Seguridad Pública o por esta corporación en coordinación con la Policía Municipal de Progreso.

La última actuación de la Unidad Mixta de Vigilancia fue el 13 de agosto pasado, cuando cuando personal de Conapesca, apoyado por la fuerza, estatal y federal, realizaron un operativo en la marina conocida como “La Caleta” en el puerto de Progreso, lo que provocó un enfrentamiento entre pescadores y policías, que dejó dos uniformados heridos y cuando menos cuatro lesionados del otro bando.

En este operativo no hubo detenidos ni producto asegurados, sólo fueron decomisadas siete lanchas sin matrícula que estaban atracadas en la mencionada marina.

Pescadores de Dzilam de Bravo hasta Telchac Puerto señalan que esa agrupación de fuerzas ya no llevan a cabo operativos en la franja costera a pesar de que la captura furtiva de pepino de mar continúa en esa zona.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios