Óscar Chan/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La Sección 33 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación en Yucatán (SNTE) exhortó a las otras agrupaciones sindicales del magisterio a no “confundir” a los docentes con acusaciones y denostaciones sin fundamento, ya que genera inestabilidad e incertidumbre, lo cual los obligará a perder fuerza frente a las autoridades educativas en materia laboral.

Entrevistado después de que hace unos días cien maestros anunciaran su desincorporación de ese sindicato para crear el comité estatal del Gremio Nacional de los Trabajadores de la Educación (GNTE), Manuel Tzab Castro, delegado especial de la Sección 33 del SNTE, consideró que después de las elecciones del 1 de julio, estos cambios, reacomodos y movimientos sociales serán más comunes en el ambiente educativo.

“Lo que pediríamos es que no confundamos a la gente, una cosa son los partidos políticos y sus estrategias de campaña a la hora de buscar al voto y otra lo que tiene que ver con los derechos de los trabajadores de la educación”, indicó.

El líder sindical refirió que en el SNTE se ha trabajado desde hace más de 75 años en la defensa del derecho social, político y económico de los trabajadores de la educación y de la escuela pública, pues son lineamientos a los que no pueden renunciar como organización sindical.

“Nuestra organización sindical va a continuar, desde luego tenemos que entender que hay una lucha interna pero nos apegaremos a los estatutos del sindicato. Lo que pasa es que han tratado de confundir a la gente y les han hecho pensar que por culpa de un partido político se va a afectar al sindicato”, aseguró.

Tzab Castro resaltó que ante este panorama, será necesario sentarse a dialogar para trabajar en conjunto con las siguientes autoridades, en beneficio del sector educativo.

“No se trata de hacer revoluciones y creo que ahí es donde está equivocada esa gente que quiere utilizar ello como un botín económico, político y de poder. Se trata de llegar a acuerdos por el bien de nuestro país”, apuntó.

Agregó que mientras más dividan a esta organización y aparezcan más sindicatos, menos fuerza va a tener el magisterio nacional y es ahí donde tendrán que trabajar para tener unidad y evitar la desincorporación de más docentes.