MÉRIDA, Yuc.- A través del Programas Avanzados de Prototipados para Sectores Estratégicos (Papse), 17 personas, la mayoría emprendedores, crearon productos basados en la tecnología, los cuales pueden ser utilizados en diversas áreas de la vida; al concluir la primera etapa, que se hizo en un “Fab Lab Yucatán”, se busca empresas interesadas para poder colocarlas en el mercado.

Entre las cosas nuevas que se crearon está un sensor para medir la calidad del aire, un reloj para invidentes, una colmena inteligente para reducir el estrés de las abejas con el fin de obtener un mejor producto.

Además, una luminaria y basurero inteligente, una patineta “todo terreno” que pudiera servir para la supervisión de obras, así como una cámara que pudiera diagnosticar la salud de las plantas de cultivo, entre otros, todos con el objetivo de crear productos físicos funcionales enfocados a la mejorar sectores estratégicos de la región.

Todos estos proyectos fueron creados en el “Fab Lab Yucatán”, un espacio enfocado al emprendimiento tecnológico que, al pertenecer al red del Massachusetts Institute of Technology (MTI), brinda una interacción de conocimiento de todo el mundo.

Los recursos para poder realizar la primera edición del Papse fueron financiados en un 70% por el Inadem, es decir, 1 millón 800 mil pesos que, a través de la convocatoria de acceso a talleres especializados y el restante proveniente de los participantes, seis buscaron patrocinadores para poder aportar el monto final para hacer un total de lo invertido de 2 millones 700 mil pesos.

Durante este proceso, que duró seis meses, los creadores accedieron a través de la “Fab Lab” a mentoría especializada, espacios equipados, adquisición de materiales y uso de herramientas de fabricación digital.

“El objetivo de este programa, además de crear productos, busca generar y dejar conocimiento a los participantes. Fueron seis meses que tardó este proceso, por lo que el 90% de los prototipos ya funcionan; ahora es buscar inversión, ya que la idea no es que se quede en una convocatoria en donde recibieron dinero para crear algo que no se aplique”, expresó Ileana Cerón Palma, directora del “Fab Lab Yucatán”.