MÉRIDA, Yuc.- Uno de los principales problemas para los padres en la actualidad es enviar a dormir a los niños lo más temprano posible, en parte porque, previo a irse a la cama, muchos de ellos hacen uso de teléfonos móviles, tabletas o simplemente ven televisión.

Se considera que tres de cada diez niños llegan a presentar problemas para dormir en algún momento de su etapa escolar.

Si bien, los especialistas aconsejan que los niños -sobre todo los que están en edad escolar- duerman temprano, destacan que no todos necesitan dormir exactamente el mismo número de horas.

“La hora en que deben irse a dormir los pequeños va de acuerdo con su edad. Mientras un bebé requiere dormir 14 horas, un niño de 10 años tiene suficiente con nueve horas", comenta Adrián Novelo del Valle, psicoterapeuta especialista en niños y adolescentes de la Clínica Psiquiatría Integral, ubicada en la torre Cénit de Altabrisa.