Mérida, Yuc.- La Auditoría Superior del Estado (ASEY) dio a conocer ayer el proceso que seguirá en contra de los 59 ayuntamientos de Yucatán que resultaron con calificación de “negativo” y de “salvedad” por graves irregularidades en la cuenta pública correspondiente a 2016, y que hace unos días fueron revisadas por el Congreso del Estado.

Se trata de siete ayuntamientos con calificación de negativo: Yobaín, Samahil, Tahmek, Teabo, Kantunil, Muxupip y Oxkutzcab; y 52 municipios con calificación en “salvedad” entre los que figuran Hunucmá, Muna, Dzitás, Opichén, Tixméhuac, Yaxkabá, entre otros, para hacer un total de 59.

Sobre este tema, el auditor superior del Estado, Mario Can Marín, declaró que estos procedimientos podrían derivar en denuncias penales ante la Fiscalía General del Estado.

Explicó que en este momento corre el plazo de 30 días para que los alcaldes en cuestión solventen las observaciones señaladas.

“Una vez transcurridos los 30 días se turnará al área jurídica de la Auditoría Superior del Estado para determinar las acciones a emitir que deriven de dichos hallazgos y evidencias que no fueron solventados, dichas acciones son los pliegos de observaciones, los de facultad de comprobación fiscal, los procedimientos de responsabilidad administrativa sancionatoria y denuncia penal”, declaró Mario Can.

El funcionario declaró que tienen 120 días para pronunciarse sobre la información recibida de las entidades fiscalizadas y canalizar cada acción que se determine a la institución que corresponda, denuncias ante la Fiscalía General del Estado, y los de comprobación fiscal a alguna autoridad fiscal como el Sistema de Administración Tributaria (SAT).