Milenio Novedades

MÉRIDA, Yuc.- Cuando una persona presenta dolor de vientre, espalda, vejiga o la sensación de ardor al orinar, debe acudir con su médico familiar, ya que puede tratarse de una Infección de Vías Urinarias (IVU), la mayoría causadas por bacterias, indicó el doctor Rommel Quintal, ginecólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán.

Este tipo de infecciones pueden presentarse en hombres y mujeres, ya que pueden ser adquiridas al utilizar baños públicos, compartir prendas íntimas, por permanecer quieto por un período de tiempo largo o por la falta de adecuados hábitos de higiene, así como por presentar cálculos renales (piedras en los riñones), edad avanzada o por enfermedades o problemas para vaciar completamente la vejiga.

Sin embargo, al menos un 40 por ciento de las mujeres presentarán una infección de vías urinarias a lo largo de su vida, ya que tienen mayor probabilidad de contraerlas después de la actividad sexual o durante el embarazo.

La importancia de otorgar tratamiento oportuno a las infecciones urinarias radica en que podrían ocasionar, con el tiempo, otras alteraciones que pongan en riesgo la salud, como por ejemplo la extensión de la infección; así como la lesión renal progresiva e irreversible, cuyos tratamientos resultan más complicados.