Patricia Itzá/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La Policía Municipal de Mérida analiza acciones para “deshacerse” de la gran cantidad de bicicletas y motocicletas que están resguardas en el corralón, situación que ha obligado a la corporación a buscar otros lugares para colocarlas. La ciudadanía ignora que a pesar de no contar con la factura del vehículo puede recuperarlo mediante testigos.

El director de la Policía Municipal, Mario Arturo Romero Escalante, informó que se está “buscando la figura jurídica” para que los aproximadamente 700 vehículos que tienen en resguardo puedan ser donados o subastados, pero sin que se tenga alguna consecuencia.

“No podemos hacer mucho con las bicicletas que retiramos, pues como no las encontramos tiradas en las calles, sino que principalmente estaban obstruyendo el paso, no podemos deshacernos tan fácilmente de ellas”, señaló.

Debido a que se han ido acumulando en el corralón municipal, para su resguardo se tuvo que recurrir a otros lugares pertenecientes siempre al Ayuntamiento, pero de mayor tamaño.

La autoridad municipal retira las bicicletas cuando dificultan el paso de los peatones, en muchas ocasiones están en los postes de las banquetas por lo que representan un obstáculo; también se han retirado cuando se ve a un ciclista manejando en la banqueta.

Extranjero, a prisión por golpear a su pareja yucateca

“Lo que pasa es que la ciudadanía piensa que no puede recuperar su vehículo, debido a que no cuenta con placas como los automóviles, además de que muchas veces no tienen la factura; sin embargo, con asistir a la dependencia junto con dos personas que atestigüen que es de la pertenencia se le puede devolver”, comentó.