MÉRIDA, Yucatán.- Integrantes del cuerpo de bomberos y de la policía Municipal contuvieron ayer la aparición de un grupo de abejas que “instaló” su panal en uno de los registros del alcantarillado cercano al parque Eulogio Rosado, donde en días pasados, vendedores de dulces se dieron cita con motivo del Día de Muertos.

Cerca de las 10 de la mañana, dos agentes que se encontraba realizando una supervisión de rutina en la ciudad, se encontraron con un “extraño” movimiento de insectos en la zona conocida como los “portales”, a un costado del edificio de Correos de México.

Los agentes constataron que se trataba de un enjambre de abejas y que incluso, ya habían espantado a varios peatones que transitaban por la ciudad.

También te puede interesar: Si te busca la ley no pidas trabajo en la Feria de Xmatkuil

“Al parecer no son abejas africanas, ni mucho menos tenemos hasta el momento reporte de picaduras o algo parecido”, dijo Wilbert Poot, integrante del cuerpo de bomberos.

De inmediato los uniformados esparcieron agua con detergente, en busca de eliminar la potencial amenaza, ya que dichos insectos suelen irritarse ante el estrés que representa para ellos el contacto con la gente.

Las pequeñas visitantes ya habían construido una colmena que pendía de la tapa de registro ubicado en el pasillo empedrado, el cual había sido días atrás escenario de la venta de dulces de ocasión, y otros artículos con motivo del 1 y 2 de noviembre, celebración de los fieles difuntos.

“Al parecer el azúcar que se derramó de los dulces de los venteros y otros artículos atrajo a las abejas que estaban recolectando los restos del piso, al grado tal que ya contaban con una colmena en la zona”.

En el alcantarillado con poco más de dos metros de profundidad se encontraron también algunas monedas e incluso un billete de 50 pesos, que al parecer pertenecían a comerciantes.