Carlos Navarrete/Milenio Novedades
MÉRIDA.- Una golpiza le propinaron al conductor de un auto quien por no fijarse, atropelló a una familia que viajaba en moto.

Yahir Rodríguez, guiador de un Chevy Monza, acabó con hematomas en rostro y cuerpo tras ser golpeado por el motociclista afectado y los amigos de éste.

La tarde del domingo, un sujeto llamado Gabriel iba al mando de su “caballo de acero” sobre la 86 llevando a su hijo de 3 años y a su esposa, y al llegar a la altura de la Plaza Santos Lugo del Sur, ubicada en la 86, entre la 171 y 171 A de la colonia Emiliano Zapata Sur III, un Monza manejado por Yahir Rodríguez salió del estacionamiento de manera intempestiva y sin fijarse colisionó una motocicleta en la que iban padre, madre e hijo.

Tras reincorporarse del pavimento, el de la moto y se le fue encima a Yahir, quien también fue golpeado por los amigos del motociclista, quienes llegaron tras el accidente.