SIPSE
VALLADOLID, Yuc.- En grave problema se metió un joven de apenas 17 años, quien tras prestar un vehículo y conducirlo bajo los efectos del alcohol, terminó destrozando bicicletas, bardas y hasta parte de una vivienda, todo esto en el estacionamiento de un centro comercial de esta ciudad.

Los hechos ocurrieron ayer jueves, cuando el joven Luis C. prestó un vehículo Mazda 3 para realizar algunas compras en un supermercado ubicado en la calle 39 entre 48 y 50.

Cuando intentaba retirarse del lugar, en pleno estacionamiento, el joven metió reversa pero debido a que se encontraba en estado de ebriedad pisó el acelerador hasta el fondo y perdió el control del vehículo.

Ante el asombro de otros clientes y gente que se encontraba en el lugar, en total descontrol el vehículo se llevó "de corbata" bicicletas estacionadas, un triciclo lleno de mercancia, además de que en su loca carrera terminó por impactarse contra una barda, y como si fuera una película, el auto se subió a un tinglado de láminas que colinda con un patio, para luego deslizarse hasta dicho estacionamiento.

Ante este "show", los testigos solamente se quedaron helados ya que el accidente pudo haber causado una verdadera desgracia, aunque por fortuna nadie fue arrollado.

El joven fue detenido para responder por sendos destrozos.