Adán Escamilla/SIPSE
MÉRIDA.- El conductor de un vehículo Matiz, quien estaba bajo los influjos del alcohol, provocó un fuerte choque contra un Honda Civic en la vía Mérida-Progreso, de norte a sur.

El impacto fue tan violento que el Civic terminó estampado en el muro de contención, y lo peor fue que ninguno de los autos involucrados tenía seguro, por lo cual todo el dinero correspondiente a pagos por daños deberán ser cubiertos por el que haya sido el culpable de este incidente.

Este domingo por la tarde, de norte a sur sobre de esa vía, es decir, de regreso hacia Mérida, iba un Matiz, placas YZP672A, cuyo guiador estaba en estado de ebriedad y fue por ello que luego de bajar el puente que está en el kilómetro 19 de esa vía, no midió su distancia y chocó por alcance en su parte trasera al Civic numeral YYL803A, que iba por delante en la misma dirección.

El golpe hizo que el segundo vehículo quedara sin control hasta estellarse contra el muro metálico de contención. Por suerte, los involucrados solo sufrieron lesiones menores, sin embargo, esto pudo haber terminado en tragedia.