Martín González/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La tragedia rondó anoche cuando sobre el carril interno del Anillo Periférico, justamente antes de subir el puente del entronque a Altabrisa, un sujeto que conducía un Ford Figo terminó “ensartado” de frente en la barra metálica de contención de dicho puente, vehículo en el que iban otras tres personas que terminaron seriamente lesionadas y tuvieron que ser trasladadas a una clínica particular.

El guiador del Figo, Mariano N, conducía bajo los efectos del alcohol, lo que al final de cuentas fue clave para que generara dicho accidente.

También te puede interesar: Amas de casa, capital político desperdiciado

El accidente se registró poco antes de subir al puente del entronque con Altabrisa.

El Ford quedó “ensartado” de frente contra la barra metálica de contención que se encuentra en los costados del puente, antes de subir a éste. Por fortuna, dicha barra no atravesó el auto por completo.

De los cuatro lesionados fue una mujer que iba en la parte trasera del auto fue la más afectada, ya que no llevaba puesto el cinturón de seguridad y al momento del impacto, prácticamente se "aporreó" por todos los ángulos en el interior del vehículo.

Cuatro ambulancias arribaron al lugar para dar atención inmediata a los lesionados. Asimismo, varias unidades policiales acordonaron el área.