MÉRIDA, Yuc.- Más del 10% de los accidentes mortales en el trabajo se deben al consumo del alcohol y las drogas y, según añadió la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), la población con mayor probabilidad de consumir estos enervantes lícitos e ilícitos en sus centros de trabajo son hombres de entre 14 a 29 años edad, que están aislados o tienen ocupaciones manuales.

Además de los daños a la salud, las personas que consumen alcohol también ven afectada su economía, ya que en se ausentan de sus actividades laborales en promedio dos o tres veces más que quienes no lo hacen.

En Yucatán, los índices de alcoholismo continúan a la alza y este año, hasta el 14 de abril, se han registrado 2 mil 226 casos de intoxicación aguda por alcohol (2 mil 84 en hombres y 142 en mujeres).

La intoxicación aguda por el alcohol es el síndrome clínico producido por el consumo de bebidas embriagantes en forma brusca y en cantidades superiores a la tolerancia de cada persona.

Mientras, los varones de entre 18 y 34 años de edad por consumo de alcohol o drogas pierden un promedio de 38.5 días laborales al año, mientras que los de 35 años en adelante, 22.9 días.

Cirrosis

Una de las consecuencias de ingerir alcohol en exceso es la cirrosis, enfermedad que no causa molestias hasta que se presentan vómitos con sangre, evacuaciones de color negro y quienes la padecen tienen un color amarillo en los ojos y piel grisácea, presentan periodos de desorientación y se quedan dormidos, además de que retienen líquido en los pies.

Estos síntomas se presentan, en su mayoría, cuando la enfermedad ya se encuentra en fase avanzada. La cirrosis por alcohol, además del hígado, daña el esófago ya que se forman várices, provocando que el paciente vomite sangre.