Luis Fuente/Telchac Puerto
MÉRIDA, Yuc.- Más de 250 habitantes de Telchac Puerto solicitaron al Congreso del Estado que ordene una exhaustiva auditoría para revisar las cuentas del alcalde de ese municipio, José Alfredo García Córdova, a quien acusan de malversar los fondos públicos en su beneficio personal.

La denuncia ciudadana, encabezada por Luis Alberto Cano y Poot y que contiene las firmas de 257 ciudadanos más, fue presentada anteayer en la Oficialía de Partes del Congreso del Estado, en la que se pide la intervención del Legislativo para ordenar a la Auditoría Superior del Estado la revisión de las cuentas de la actual administración municipal de Telchac Puerto.

En la carta se menciona que el primer edil García Córdova utiliza los recursos públicos para su provecho personal y que se pone de acuerdo con los demás integrantes del Cabildo para realizar dichas operaciones.

Los firmantes piden al Congreso del Estado su intervención y, de confirmar que se dio la comisión de un delito de carácter penal, se procesaría conforme a derecho en contra del presidente municipal, que puede ser investigado e incluso detenido.

Cabe señalar que desde el 25 de marzo del año pasado, el Congreso local aprobó reformas a la Constitución de Yucatán para eliminar el fuero al gobernador, diputados locales, presidentes municipales, y titulares de la administración pública estatal y de los organismos autónomos.

Los inconformes nombraron como su asesor jurídico al abogado Javier Fernando Viana Salazar, quien dará seguimiento a esta petición al Congreso del Estado.

Incitar a la violencia 

Como publicamos, la disputa de unos terrenos en la zona de la ciénaga de Telchac Puerto, terminó en violencia y la destrucción de dos predios, uno por cada parte involucrada, así como la división de los habitantes de ese puerto yucateco.

En el ataque al predio de Filiberto Cárdenas Cardeña, ocurrido el pasado 8 de febrero, estuvo el alcalde José Alfredo García Córdova y agentes de la Policía Municipal, como se aprecia en un video que circula en las redes sociales y en el que se ve al primer edil incitar a la gente a causar destrozos en este inmueble, en lugar de evitar que el asunto pasara a mayores.