Luis Fuente
MÉRIDA, Yuc.- La SSP detuvo el pasado el fin de semana a un individuo que al tiempo que le gritaba a su esposa “si no eres mía, no eres de nadie” la acuchilló, golpeó e intentó violar, porque la fémina se negó a tener relaciones sexuales con él.

Este caso es llevado por el juez segundo de control de Mérida, Luis Mugarte Guerrero, quien tras escuchar los datos de prueba aportados por los fiscales imputó a Gustavo E. M. por los delitos de violencia familiar y tentativa de homicidio calificado, ante esto quedó preso en el Cereso.

En tanto, la víctima fue ingresada en el IMSS T-1, mientras que su hijo menor quedó a disposición del Centro de Atención Integral para Menores en Desamparo.

En la audiencia, el acusado se reservó el derecho de rendir su declaración sobre los hechos que se le imputan y solicitó la ampliación del término para que sea resuelta su situación jurídica. El juez programó para este viernes 26 la celebración de la audiencia de vinculación.

Violento caso

En la causa penal 13/2018, se indica que en los primeros minutos del pasado viernes 19 de enero, la víctima, el ahora acusado y el hijo menor de la mujer llegaron a su casa en la calle 46 entre 133 y 135 del fraccionamiento Villa Magna del Sur, tras asistir a una fiesta donde ingirieron bebidas embriagantes.

Ya en la casa, el sujeto le propuso a su mujer tener relaciones sexuales, pero ella le indicó que subiría a su hijo para arroparlo y acostarlo para dormir; cuando regresó a la planta baja, el ahora acusado le insistió en tener sexo y ella se volvió a negar.

Esto molestó al hombre y comenzó a reclamarle que ya estaba cansado de que siempre lo rechazara, por lo que se apoderó de un cuchillo de la cocina y al tiempo que le gritaba “si no eres mía, no eres de nadie”, atacó a su pareja en dos ocasiones causándole lesiones en el lado izquierdo del cuello.

Acusan a joven madre de matar a su pareja... Él la atacó con una pala

No conforme con ello, el sujeto le propinó un puñetazo en la cara que hizo que la mujer se desmayara, por lo que la cargó y llevó a la recámara donde le quitó la ropa e intentó violarla, pero por el grado de intoxicación etílica se durmió, no sin antes echarle vino a las heridas de su mujer, quien de nueva cuenta se desmayó.

Minutos después llegó una unidad de la SSP, cuyos tripulantes detuvieron al agresor.