Luis Fuente/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El Mérida se registró un caso más de que acusado salga en libertad por insuficiencia probatoria cuando llegan a juicio oral. En esta ocasión, una persona fue absuelta del delito de abuso sexual a menor con discapacidad de Sotuta.

El Tribunal Primero de Juicio Oral otorgó la libertad a José N, por duda razonable, pues los fiscales no pudieron acreditar que esta persona era responsable del delito que se le imputaba.

Por ello, luego de estar encarcelado dos años cinco meses y 20 días, este individuo abandonó el Centro de Reinserción Social del Estado.

También te puede interesar: Alerta en San Benito por robos de hasta 130 mil pesos a locatarios

El sujeto fue acusado del delito de violación equiparada, pero durante todo el proceso se dijo inocente de los cargos e incluso en la audiencia intermedia llevada por el juez primero de control, Antonio Bonilla Castañeda, rechazó llegar a un acuerdo con la Fiscalía para llevar un procedimiento abreviado.

En la causa penal se menciona que este individuo abusó de una menor con discapacidad, quien cursaba el sexto grado de primaria.

De acuerdo con la acusación, el sujeto y en eses entonces intendente abusó de la menor cuando menos tres ocasiones en un baño del plantel, en abril de 2014, pero las agresiones fueron descubiertas posteriormente por los cambios en la menor, pues incluso se negaba a asistir a la escuela. Tras la denuncia, el acusado fue detenido el 8 de agosto de 2015.