MÉRIDA, Yuc.- La sociedad nunca debe quedar con los brazos cruzados, especialmente cuando se trata de políticas en las que se atenta contra la vida misma, y por eso todos, desde nuestras respectivas trincheras, debemos manifestar nuestra oposición, subrayó Julio Mendoza Ayora, secretario de la Red Pro Yucatán.

En la actualidad que estamos viviendo, enfatizó el galeno, se promueve una corriente mundial a favor del aborto mediante falsa publicidad, afirmaciones que no tienen ningún sustento científico.

En ese sentido, abundó, dicen que el aborto es legal cuando es lo contrario, al tener tres atenuantes: no es seguro, tampoco gratuito y se atenta contra los derechos del niño.

“Podemos tener una clínica con los más avanzado, pero realizar un aborto intencional, aun con el mejor profesionista, puede ocasionar muchas afectaciones. Es una invasión al cuerpo de la mujer que causaría infecciones, hemorragia, perforación de útero y esterilidad, entre otras cosas”, explicó.

El galeno subrayó que el riesgo siempre va a existir, y por eso no hay aborto seguro, ya sea espontáneo o provocado es riesgoso.

También señaló que se promueve esta práctica diciendo que es gratuito, pero es mentira. Si hay que pagarle honorarios al médico, la enfermera, anestesiólogo, al ayudante, consumir material de curación y medicamentos, con todo esto es imposible que sea sin costo.

“Lo que no comentan los abortistas es que todos estos costos corren a cargo del Estado, entonces, vamos a pagar el aborto con nuestros impuestos. Así, que de ninguna manera es gratuito”, expresó.

El Dr. Mendoza Ayora enfatizó que dicen que es un derecho, pero se está cometiendo un asesinato.

“El niño que está en el útero es una persona, desde el momento de la concepción y tiene derechos. No puede ser que el derecho de una madre sea superior al de su hijo”, enfatizó.

Como profesional de la salud recalcó que la gente está mal informada y confundida por la promoción de los grupos abortistas, en las que hay muchos intereses de por medio, incluso esto no se observaba desde el genocidio cometido por los nazis.

“Si tenemos en cuenta que en 11 años en la Ciudad de México ya se cometieron 197 mil abortos, cifras proporcionados por los mismos abortistas y en el mundo son millones, estamos hablando de un gran genocidio”, subrayó.