Mérida, Yuc.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que en lo que va del año ya recibió cuatro quejas contra casas de empeño de la entidad, una reducción importante en comparación con años anteriores, cuando para estas fechas se tenían hasta 10 querellas.

La dependencia considera que ese comportamiento se debe a que los pignorantes se informan más sobre los procesos que deben seguir a la hora de realizar un empeño y por eso disminuyeron las quejas.

Debido a la espiral de incrementos a principios de año, los yucatecos paulatinamente han estabilizado su situación económica porque, contrario a lo que sucedía en años anteriores, se ha observado que en los comercios de este tipo hay poca afluencia de personas que acuden a hacer empeños.

Mediante un recorrido por este tipo de establecimientos se observó que, contrario a lo que se piensa, las personas que acuden son para pagar el refrendo correspondiente en sus prendas.

En un pequeño sondeo realizado a las personas que se encontraban en las sucursales del centro de la capital yucateca, pese a iniciar enero con deudas, no se han visto en la necesidad de realizar empeños como en otras ocasiones.

Al respecto, el delegado de la Profeco, José Antonio Nevárez Cervera, informó que mantendrán el monitoreo en las casa de empeño para verificar que éstas cumplan con el contrato de adhesión y que además sigan los lineamientos que se establecen en los comercios de este giro.

Además, indicó que ante la cercanía de los festejos del Día del Niño y de las Madres, implementarán vigilancia en los comercios para que respeten los precios y promociones que establezcan para estas épocas.

“Descuentos, promociones, meses sin intereses, y precios a la vista, por mencionar algunos, serán los aspectos que se vigilen previo al Día del Niño”, finalizó.