Patricia Itzá/SIPSE

Mérida, Yuc.- Según la Secretaría del Trabajo, en Yucatán cerca de 30 mil menores de 15 años de edad trabajan, por lo que el problema de la labor infantil se agrava debido a que muchas veces esas actividades se confunden con usos y costumbres que aún existen en algunas comunidades.

El secretario de Trabajo y Previsión Social, Enrique Castillo Ruz, informó que el término trabajo infantil muchas veces se confunde con lo que realmente cataloga la ley al referirse a estas actividades, debido a que algunas familias emplean a sus hijos para el sustento de sus familias, porque así fueron educados.

“En Yucatán existen usos y costumbres que se confunden con el trabajo infantil con formativo, en el que la familia acostumbra desde pequeño a promover que realice actividades para obtener un beneficio económico como despechar una tienda o ayudar en el campo para la cosecha”, explicó.

Señaló que la explotación infantil se refiere cuando el menor realice un trabajo que le afecte su desarrollo pleno, cuando deje de ir a la escuela o lo lleve a cabo a altas horas de la noche.

Es común observar a menores vendiendo dulces o cigarros en Mérida

De los 30 mil menores de 15 años que realizan algún trabajo muchos se dedican a la albañilería, al campo y al rubro de prestadores de servicios.

Castillo Ruz dijo que para contrarrestar esta problemática se creó la Comisión para Combatir el Trabajo Infantil, mediante la cual se imparten talleres y pláticas a diversas instancias federales, estatales, así como el sector empresarial para evitar contratar a menores de edad o vigilar que esto no se lleve a cabo.

De igual manera al preguntarle si se ha sancionado o detectado alguna empresa incurriendo en este tipo de prácticas, no supo precisar el dato solamente “que están trabajando” para que no suceda ese problema.