Mérida, Yuc.- Víctor Roa Muñoz, director del Centro de Integración Juvenil (CIJ), alertó de la “moda” de consumir drogas o iniciarse en dicho consumo como parte de los festejos de fin de año, principalmente el 31 de diciembre, cuando se incrementa la asistencia a las discos y otras convivencias juveniles.

Cifras del Centro de Integración Juvenil revelan que en la entidad existen unas 30 mil personas bajo tratamiento por algún tipo de adicción, y la infraestructura actual ya resulta insuficiente para darles un adecuado tratamiento.

También se observa, indicó, una tendencia creciente en el número de nuevos casos de adicciones que serán cuantificados hasta que se efectúe la nueva encuesta local.

Víctor Roa Muñoz advierte de un incremento de casos de adicciones.

De acuerdo con Roa Muñoz, durante las fiestas de fin de año existe gran “circulación” de todo tipo de estupefacientes, incluso de aquellos de nuevos diseños, como las metanfetaminas.

“Observamos año con año un incremento que, calculamos, es un cinco por ciento de nuevos casos que buscan ayuda y acuden a alguno de nuestros 20 centros de asistencia, pero éstos resultan insuficientes para dar la atención que requieren estas personas”, admitió.

Como se indicó en su oportunidad, el tema se agrava con los efectos mentales que generan los enervantes, al encontrarse que la genética, las drogas y el alcohol son importantes “detonantes” de males mentales, aspecto que se observa a nivel internacional, aseguró el médico Salvador González Gutiérrez.

Lo anterior lo dijo en noviembre pasado al inaugurar un congreso sobre Psiquiatría en el que analizaron los retos ante la incidencia de males mentales.