José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA.- Muchos consultorios anexos a farmacias, contratan médicos recién egresados o pasantes quienes carecen de requisitos administrativos para ejercer (título y cédula profesional vigente), además de que no todos estos espacios cuentan con las dimensiones requeridas para brindar atención determinó la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

En Mérida, al menos son tres las principales cadenas de farmacias que brindan servicios de “orientación médica”, de las cuales dos cobran 40 pesos por esta atención y una la otorga de manera gratuita.

Sin embargo, cada vez son más las farmacias que se instalan en colonias y fraccionamientos de la ciudad que cuentan con consultorio médico anexo.

Incluso, una cadena de supermercados cuenta con consultorio médico en sus sucursales, fuera del centro de la capital yucateca.

Este servicio finalmente forma parte de una estrategia empresarial que deja a las farmacias más ganancias con la venta de sus productos.

Un estudio realizado por la Cofepris, menciona que mensualmente en México alrededor de 10.6 millones de personas acuden a estos locales, superando incluso al número de pacientes que acuden al Issste o al IMSS.

Lo que deberían de tener

Los requisitos mínimos de infraestructura y equipamiento con los que deben cumplir los establecimientos que proporcionen servicios de atención médica a pacientes ambulatorios se encuentran establecidos en la Norma Oficial Mexicana NOM-005-SSA3- 2010.

Entre ellos se menciona la documentación oficial, los espacios físicos externos e internos, expediente de los pacientes en formato físico o electrónico, medidas de seguridad y prevención, así como un manual de organización que incluya sus políticas de atención a pacientes.

Los consultorios, de acuerdo con la norma, deben contar con Aviso de Funcionamiento y Aviso de Responsable Sanitario con título profesional y tener la documentación completa de los profesionales de la salud que laboran en el establecimiento.

También debe estar a la vista del público, el título profesional del médico que brinda la atención médica y un rótulo que indique el horario de su asistencia.

El consultorio debe contar con sala de espera y recepción, con un mínimo de seis lugares por consultorio; además de tener accesos para pacientes con discapacidad y adultos mayores.

Fallece bebé 

Debido a la proliferación de consultorios instalados por cadenas de farmacias, cada vez más ciudadanos acuden a ellas. Tal fue el caso de una embarazada que debido a dolores en la espalda, cabeza y estómago se presentó en uno de esos establecimientos el pasado sábado por la mañana en el poniente de la ciudad.

La señora Felipa Gallardo Mora, de 39 años, al sentir esas molestias, acudió al lugar para ser atendida de emergencia, pero en ese momento sufrió un aborto espontáneo, que a pesar de ser atendidas ambas por paramédicos, lamentablemente el bebé falleció.