Agencia
YUCATÁN.- El programa de abasto rural, Diconsa, ha fortalecido durante 2017 y en lo que va del año, la seguridad alimentaria en la península de Yucatán con mil 480 tiendas comunitarias en la región, la mayoría ubicadas en zonas consideradas de alta vulnerabilidad, afirmó el gerente estatal, José Francisco Fuentelzas Novelo.

De acuerdo con Notimex, la paraestatal abastece más de mil 400 tiendas comunitarias, al tiempo que se vincula con otras dependencias para hacer frente a la carencia alimentaria, como la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y el sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

El funcionario precisó, en un comunicado, que los trabajadores de Diconsa desplazan la canasta básica a 97 comedores comunitarios de la Sedesol, “donde más de 11 mil 500 personas acuden diariamente por dos alimentos gratuitos”.

También te puede interesar: Guía para elegir el casco más seguro: ¿Cuál protege mejor?

Para ello, cuenta con dos almacenes centrales, 13 bodegas rurales y 249 vehículos de carga, que transitan por Yucatán y Quintana Roo, e incluso llega con lanchas a las comunidades La Esperanza, Caribe, La Joroba y El Toro, en Campeche.

Los almacenes Xbacab, Candelaria y Lerma, en Campeche, son los que trasladan la mercancía a las familias, incluidas las asentadas en la zona baja y que son susceptibles a inundaciones por la creciente del río Palizada.

En esa región el abasto alimentos llega a través de 150 tiendas comunitarias establecidas en cuatro de los 11 municipios, donde mensualmente llegan 776 toneladas de alimentos.

Con el Sistema DIF, abundó, la colaboración permite llevar los comestibles a otras comunidades como Calakmul, Calkini, Campeche, Candelaria, Carmen, Champotón, Escárcega, Hecelchakan, Hopelchen, Palizada y Tenabo.

Destacó que la amplia infraestructura vehicular y de almacenamiento en Quintana Roo permite a la paraestatal llevar un abasto suficiente a las familias más necesitadas de los 11 municipios de esta entidad.