MÉRIDA, Yuc.- A un día que se festeje el Día del Niño, el DIF municipal de Mérida reveló que en la ciudad los menores sufren en su mayoría violencia económica, ya que de los 90 casos que atiende al mes, el 60 por ciento es por falta de manutención, seguido de conflictos conyugales y divorcio.

La coordinadora del Departamento Jurídico de esa dependencia, Diana García Chan, explicó que a diario atienden tres nuevos casos de los cuales todos, o al menos dos, son porque el padre no cumple con dar la manutención correspondiente o no otorga lo suficiente para los gastos de los menores.

“Debido al nuevo sistema de justicia, el Ayuntamiento de Mérida cuenta con mecanismos alternativos para la solución de controversias y es a través de estas instancias en donde se resuelven todos estos casos”, explicó.

A pesar de que se registra un número considerable de reportes al mes, alrededor del 90 por ciento se resuelven de manera satisfactoria sin llegar a una instancia judicial, por lo que los padres optan por entregar lo que dictamina la ley o en su caso entregar el monto que se requiere para la manutención de sus hijos.

Los conflictos conyugales es el segundo problema más frecuente que atiende la instancia municipal, en donde los menores, en la mayoría de los casos, “quedan en medio de las discusiones o en algunas ocasiones del maltrato”, por lo que cuando algunas de las partes solicita ayuda se le brinda atención psicológica a toda la familia o los miembros que lo necesiten.

García Chan dijo, aunque no precisó el número, que han sido pocos los menores a los que se ha tenido que separar de los padres por no solucionar sus conflictos, esto porque el objetivo del DIF no es llegar a esta instancia sino solucionar los problemas mediante el departamento de Trabajo Social.