MÉRIDA, Yuc.- Al cierre del primer bimestre de 2018, y tras el último incremento de casi 6 pesos en el kilogramo de huevo, las tienditas de la capital yucateca reportan pérdidas de hasta el 30 por ciento en sus ganancias, informó Landy Pech Pérez, presidenta de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope).

“Hasta el momento, el panorama se encuentra estable, sin embargo, entre los riesgos a los que se exponen los agremiados se encuentran los constantes incrementos a los productos de la canasta básica, como lo es el kilo de huevo, cuyo precio continúa en ascenso y perjudica las ventas, esto aunado a los altos costos en el servicio de energía eléctrica, que en promedio rebasa los 10 mil pesos”, abundó.

Pech Pérez indicó que por dicha situación les han sugerido a los agremiados que únicamente adquieran los artículos que sean de primera necesidad para los ciudadanos, y con ello evitar el menor impacto en lo que se refiere a las ventas.

Pech Pérez precisó que ante los ajustes que se generaron durante el primer bimestre del año, la principal demanda de los agremiados es que baje el precio de la energía eléctrica, puesto que es el alza que genera mayores afectaciones.

La titular de la Canacope señaló que será a finales de mes cuando se conozcan las afectaciones al sector correspondientes al primer trimestre del año, sin embargo, pese a un comienzo difícil, no existe una panorama crítico, es decir, dependientes que se vean obligados a bajar sus cortinas ante las pérdidas.

Capacitaciones

Mantienen capacitaciones constantes en lo que se refiere al tema de la facturación electrónica 3.3, debido a que aún persisten las dudas por parte de los dependientes sobre todo en lo que se refiere a los complementos, como lo es el catalogo de productos