Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Un juez de control de Kanasín reclasificó el delito de homicidio calificado al de homicidio cometido en exceso de la legítima defensa, al sujeto que asesinó al esposo de su amante, debido a que el marido ofendido era quien inicialmente tenía el cuchillo e intentaba agredirlo.

Tras la vinculación a proceso, la juez primero de control Mariza Polanco Sabido otorgó a los fiscales un plazo de cinco meses para el cierre de investigación de este caso.

Inicialmente los fiscales acusaron a este sujeto de homicidio calificado, pero al resolver la situación jurídica la juez reclasificó el delito a homicidio cometido en exceso de la legítima defensa, pues el ahora occiso era quien tenía inicialmente el cuchillo, pero fue desarmado por el ahora imputado, quien terminó asesinándolo.

También te puede interesar: Jóvenes apuestan por restaurantes de comida alternativa o saludable

De acuerdo con la causa penal 14/2018, alrededor de las 3:30 de la madrugada del sábado 12 de mayo, Ángel llegó a su casa, marcada con el número 29 C de la calle 19- A por 14-A del fraccionamiento “Las Flores”, en Kanasín, ya que sospechaba que su mujer lo engañaba. Entró sin hacer ruido y encontró en la cama a su esposa con su amante Juan Sebastián.

Se hicieron de palabras y terminaron a golpes, sin embargo fue hasta que llegaron a la calle, cuando Juan Sebastián desarmó a su rival  y con el propio cuchillo, lo agredió en el lado izquierdo del marido ofendido, literalmente partiéndole el corazón.

Testigos del percance solicitaron los servicios de emergencia, quienes llegaron en minutos, pero los paramédicos solo pudieron confirmar que la víctima había muerto.

Elementos de la Secretaria de Seguridad Pública y de la Policía Municipal de Kanasín realizaron un operativo que permitió el arresto del amante agresor y ponerlo a disposición de la Fiscalía General del Estado para la integración de la carpeta de investigación correspondiente..

La autopsia realizada por el Servicio Médico Forense determinó que la causa de la muerte fue choque hipovolémico, secundario a perforación del corazón por arma blanca.