Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El sector empresarial local insistió en el que el Gobierno del Estado deberá analizar con precisión la eficacia y eficiencia en el servicio de transporte urbano, antes de autorizar un alza en el costo del pasaje, o bien incrementar el subsidio mensual a los concesionarios.

Sobre el tema, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) aseveró que el transporte es uno de los problemas torales de Mérida y que por una u otra razón pasan los años, cambian autoridades y el problema permanece, a veces sin mejoras.

Carlos Campos Achach, actual presidente del CCE, sostuvo que los afectados con el transporte son más de 400 mil personas, por lo que tanto el ejecutivo estatal como los concesionarios deben sentarse a dialogar para llegar a un acuerdo que beneficie a todas las partes.

“Tiene sentido solicitar un aumento en un servicio cuyos principales insumos suben desproporcionadamente cada mes. Sin embargo, habría que medir la eficiencia y eficacia con que ahora se presta el servicio, antes de autorizar un alza en las tarifas o incrementar el subsidio”, aseveró.

Añadió que cabe la posibilidad de que los empresarios del ramo presenten fuga de recursos o ingresos que no están atendiendo, por lo que es “entendible” que quieran subsanar eso vía incrementos.

“En cuanto a un eventual aumento en los subsidios a los prestadores del servicio es de analizar muy bien. Recordemos que los subsidios no son más que impuestos que establece la autoridad”, aclaró.

Carlos Campos dijo que también se comprende a los usuarios del transporte urbano, pues tener que pagar más por un servicio de calidad integral podría no gustar, pero se aceptaría.

“Sin embargo, pagar lo mismo o más por un servicio deficiente y que no respeta a quien lo paga es inaceptable”, sentenció.

Por su parte, la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canaco-Servytur), aclaró que lo indispensable es cuidar que los meridanos salgan lo menos afectados con estos incrementos.

Michel José Salum Francis, presidente de este organismo empresarial, explicó que a pesar de que los insumos hayan aumentado considerablemente, ya no se puede seguir impactando más carga a la gente que usa el transporte.