Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Agobiado por la depresión que padecía por la reciente muerte de su esposa, Claudio Gil Méndez, de 82 años de edad, decidió terminar con su existencia y se ahorcó en un árbol del parque de la colonia Amalia Solórzano, en el oriente de la capital yucateca.

Se trata de la muerte autoinfligida número 168 en lo que va de 2018 y el primero de este mes.

El occiso fue identificado por su hijo, quien relató al Ministerio Público que su padre residía en el mismo domicilio que él en esa misma colonia y cuando se despertó en la mañana del jueves, se percató de que su padre no estaba en la casa.

También te puede interesar: Multas y cárcel para quien tire basura en calles de este municipio de Yucatán

Con la ayuda de otros familiares comenzaron la búsqueda del octagenario hasta que lo hallaron ahorcado en un árbol del parque ubicado en la calle 18 entre 17 y 19, de la colonia Amalia Solórzano, de modo que lo descolgaron y solicitaron los servicios de emergencia.

En minutos llegaron paramédicos, pero sólo pudieron confirmar que este hombre de la tercera edad había muerto.

Al lugar llegó personal del Ministerio Público y Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado para el levantamiento del cadáver y demás diligencias.

El hijo señaló que recientemente falleció su madre –esposa de su padre- y que eso podría ser la causa por la que decidió quitarse la vida.

La autopsia realizada por el Servicio Médico Forense confirmó que la causa de la muerte fue asfixia por suspensión.