Mérida, Yuc.- Todo niño que nace con sordera, por ley tiene derecho a ser rehabilitado, el implante coclear es una buena opción, sin embargo es muy costoso y con los recortes al presupuesto de salud no es posible cubrir a todos con este tratamiento, pero hay muy buenas opciones como los auxiliares auditivos, señaló Pedro Becerril Pérez, otorrinolaringólogo con especialidad en neurotología.

El especialista recordó que Yucatán ocupa el primer lugar en discapacidad auditiva con una tasa de cuatro casos por cada mil nacimientos por año, lo que supera la media nacional, que es de dos y que ante este panorama, se necesitarían realizar entre 3 mil y 4 mil implantes cada año para cubrir a los niños que nacen con sordera cada año.

“Somos el Estado con más discapacidad auditiva, de hecho hay un pueblo, Chicán –comisaría de Tixméhuac–, en donde hay muchas familias de personas sordas que ha sido motivo de investigación”, comentó.

En México se realizan entre 250 y 300 implantes cocleares al año.