Óscar Chan/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) apoya la creación del Instituto de Planeación Autónomo y de una norma de obra pública para que los procesos de licitación sean transparentes y “con todas las de la ley”, ante acusaciones que se han realizado en estos últimos días, sobre todo entre candidatos a cargos públicos, de favorecer a empresas constructoras.

“Lo que nosotros tenemos que buscar es que los gobiernos creen un plan de proyectos y no se defina en un solo ejercicio público, por lo que pugnamos para que exista el Instituto de Planeación Autónomo, que defina las obras que vayan más allá de cualquier administración; tenemos que buscar que no haya un freno en los proyectos al termino de la administración, pero que además sean viables y que integralmente produzcan el desarrollo del Estado”, indicó el presidente de la CMIC, Luis Eduardo Castillo Campos, quien señaló que este es un trabajo que también impulsa la agrupación a nivel nacional.

Argumentó que actualmente se necesita que las obras sean asignadas a los “ganadores”, quienes deben presentar solvencia económica, capacidad, existencia legal, “por lo que se tienen que pedir leyes más asertivas respecto a los resultados que se pudieran dar cuando se entrega la creación de un proyecto”.

“Necesitamos una norma que permita que los procesos sean transparentes para que no se tenga discrecionalidad. En ese sentido si las licitaciones obedecen a la ley pública actual no debería haber problemas”, señaló.

Para la cámara el ideal es que sean las empresas locales las que realicen los principales proyectos de infraestructura.