Arqueo astronomía maya y la conexión sol-tierra fue un proyecto de divulgación científica que consistió en talleres educativos para profesores y alumnos y para el público con el objetivo de incentivar a la juventud maya en la ciencia, la matemática y la tecnología a través de las tradiciones en torno al sol en su propia cultura nativa y complementada con cautivantes imágenes solares tomadas desde el espacio con impresionantes telescopios.

También fue nuestra intención despertar el interés del público en la cultura maya y en la Astronomía, en un contexto de tradiciones solares de ayer y de hoy, y resaltar los conocimientos astronómicos mayas para marcar las estaciones del año que se manifiestan en fenómenos solares en los edificios arqueológicos de Palenque en Chiapas, Chichén Itzá, Dzibilchaltún, Oxkintok y Uxmal en Yucatán, etc.

También celebrar a la población maya viviente y compartir las culturas de pueblos indígenas de otras partes del mundo, enfocándose en las tradiciones del sol y sus conocimientos astronómicos.

Los temas de los talleres se enfocaron en las tradiciones solares: Arqueología y Astronomía mayas y las culturas indígenas, cuyo conocimiento relacionado con los movimientos del sol en el horizonte permitió planear el cultivo del maíz y el cálculo del calendario, y la ciencia de la NASA. La conexión sol-tierra es importante para todos los humanos porque las tormentas solares afectan la tecnología satelital de comunicación, las redes de energía eléctrica, la seguridad de los astronautas en el espacio y la vida cotidiana en la tierra.

El aspecto relacionado con el sol a través de las culturas da cuenta de los alineamientos solares para marcar el paso del tiempo y las estaciones en el Chaco Canyon, de Nuevo México, EU; la proyección del sol a través de la entrada principal del Templo de las Siete Muñecas de Dzibilchaltún en Yucatán; alineaciones del astro en el Templo del Sol en Palenque, y las máximas declinaciones del sol en la Atalaya de Machupichu en Perú.

Otras actividades que complementaron el programa fueron las pláticas impartidas por astrónomos de la NASA, astrónomos indígenas y arqueólogos de INAH.

Para los niños se incluyeron materiales impresos para aplicar ejercicios y demostraciones para maestros.

Se realizaron visitas guiadas a las zonas arqueológicas, imágenes y videos, páginas web interactivas, tríptico en tres idiomas (maya yucateco, español e inglés).

Este programa se realizó con la colaboración del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), NASA, comunidades mayas de la región, Instituto de Educación Indígena y Universidad de California en Berkeley.