MÉRIDA, Yucatán.- Una discusión entre alcohólicos ocurrida en los últimos minutos del pasado martes terminó en tragedia, debido a que un adolescente de 16 años, presuntamente asesinó a un anciano de 70 en Ticopó, comisaría de Acanceh, 'porque se negó a invitar las caguamas'. 

En un operativo realizado en Ticopó por elementos de la  Policía Municipal de Acanceh  y de la Secretaría de Seguridad Pública, se realizó el arresto del presunto agresor C. A. C. B., de 16 años, quien se encontraba alcoholizado.

El detenido fue puesto a disposición de la Fiscalía General del Estado para la integración de la carpeta de investigación correspondiente.

También te puede interesar: ¡Toma precauciones! Inician obras en distribuidor salida a Progreso

El occiso fue identificado por su viuda, la señora María J. M. C., de 70 años.

De acuerdo con datos preliminares, Pedro P. U. K., de 73 años de edad, y Virgilio N. K., de 80 años, ingerían bebidas alcohólicas en un predio sin número de la calle 11, entre 12 y 10, cerca del depósito de agua potable de Ticopó, que según la Policía Municipal de Acanceh, es punto de reunión de adictos.

Alrededor de las 10 de la noche, llegó el adolescente y presunto agresor, también en estado de ebriedad, exigiendo a los ‘ancianos’ que lo invitaran a tomar una cerveza, pero estos no accedieron a la petición.

Fue entonces que el joven de 16 años intentó servirse la cerveza y al impedírselo Pedro P. U. K, el presunto agresor enfureció y comenzó a golpear al adulto mayor en el suelo, hasta clavar una navaja, en el lado izquierdo del tórax de la víctima.

Virgilio N. K. trató de defender a su amigo, pero también fue agredido a golpes y luego el adolescente se dio a la fuga.

Como pudo, Virgilio salió del predio a pedir ayuda y minutos después llegó la ambulancia 21-J, de la Secretaría de Seguridad Pública, sin embargo Pedro ya había muerto, indicaron los paramédicos.

El presunto asesino fue detenido ayer.