Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- David A. T. C. (a) “Max” y Ángel R. C. B. (a) “El Pelitos” serán puestos este miércoles a disposición de un juez de control para enfrentar el cargo de homicidio calificado por la muerte de su vecino y compañero de bebida Roberto M. C. (a) “Feto”.

La Fiscalía General del Estado buscará que se declare la procedencia de su detención y se les vincule a proceso.

El cuerpo de “Feto” fue entregado a su madre, quien denunció los hechos. Con esta muerte se empañó el “saldo blanco” que reportaron las autoridades con motivo de las fiestas navideñas.

El delito de homicidio calificado es considerado grave y se castiga con pena corporal que va de los 20 a 40 años de cárcel.

Como se recordará, los hechos se registraron alrededor de las tres de la mañana del 25 de diciembre en la calle 59-L entre 90 y 92 de la colonia Bojórquez, cuando el ahora occiso había ido al predio de los primos “El Pelitos” y “Max”, marcado con el número 499 de la mencionada calle, donde estuvieron consumiendo alcohol.

En un momento determinado surgió una discusión, y a puñetazos y puntapíés los anfitriones sacaron del lugar a “Feto”, que corrió rumbo a su casa, ubicada a unos metros del lugar.

Sin embargo, los primos le dieron alcance y “Max”, después de agredirlo nuevamente, le clavó un cuchillo en la zona del corazón.

Esta acción fue presenciada por la mujer y la hija del ahora occiso, una menor de 6 años de edad.

Uno de los agresores entró a la vivienda donde momentos antes estaban festejando, en tanto que el otro se dio a la fuga, pero no llegó lejos porque fue detenido por elementos de la Policía Estatal.