Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La autopsia realizada por el Servicio Médico Forense determinó que la causa de la muerte del mozo que se electrocutó bajando mangos en una casa de la colonia Buenavista de la capital yucateca fue asfixia por Tetanización, es decir por la descarga se paralizó el diafragma y ya no pudo respirar.

La tetanización es una contracción repetida de un músculo a una frecuencia por encima de la frecuencia de la fusión tetánica, debida a la estimulación del mismo o del nervio correspondiente, esto no permite la relajación entre las distintas contracciones.

El cuerpo del "mozo" fue entregado a sus familiares para los servicios fúnebres en su natal Bokobá.

También te puede interesar: Con solo 11 homicidios Yucatán, el estado más seguro de México

En la mañana del miércoles, Florencio -de 57 años- trabajaba normalmente en un predio de la calle 29 por 34 de la colonia Buenavista, pero se le antojo comer mango con sal y chile, por lo que subió a bajar los frutos en un árbol de esa vivienda.

El trabajado tomó un “bajador” metálico para recolectar los frutos de la parte más alta del árbol, y estaba tan entusiasmado que no se fijó de la cercanía de los cables de alta tensión. Al tocarlos con el artefacto, esto provocó que recibiera una descarga eléctrica.

Al electrocutarse, el trabajador sujetó con mayor fuerza el “bajador” que estaba enganchado a los cables, y al caer, éstos se reventaran y como aún tenían energía eléctrica, esto desató que el árbol se incendiara.

Otros empleados de la casa solicitaron los servicios de emergencia. En minutos llegaron bomberos, paramédicos y policías de la Secretaría de Seguridad Pública.