MÉRIDA, Yuc.- En Yucatán, el asma se encuentra entre las enfermedades que más afectan a niños menores de 7 años de edad, incrementado los casos en temporada de frío. Se estima que 12 de cada 100 infantes entre los 5 y 7 años de edad padecen asma en la entidad. Este índice supera la media nacional, que es de 7 de cada 100 niños.

Cifras de la Secretaría de Salud estatal hasta el 28 de octubre indican que se han diagnosticado 7 mil 444 casos de asma en la entidad. 

Expertos señalan que en la actualidad, 5 de cada 10 niños con asma en edad escolar no están bien controlados a pesar de que reciben medicamentos, que incluso incrementado la dosis no ofrecen más beneficios, ya que sólo alivian la inflamación de vías respiratorias y broncoespamo.

Estos fármacos no ofrecen una solución definitiva, por lo que los pacientes experimentan un aumento progresivo (agudización) de síntomas como tos, falta de aire, sibilancias y opresión torácica, dando lugar a lo que se conoce como crisis o exacerbaciones.

'Esperanza' médica 

Ante este panorama, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó el uso de un medicamento (tiotropio) para el manejo de niños mexicanos con asma en edad escolar que a pesar de estar en tratamiento de control, persisten con síntomas.

Este fármaco mejora significativamente la función pulmonar incrementando la calidad de vida de los pequeños a partir de los 6 años de edad que cursaban con asma de difícil control.

Revelan que Chicxulub 'provocó' la extinción de los dinosaurios

Jorge Iván Rodríguez Martínez, neumólogo pediatra comentó en entrevista que este medicamento, que actúa a nivel nervioso, es el más utilizado a nivel mundial para tratar la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc), y el hecho de que ahora esté disponible para la atención de infantes con asma de difícil control representa un avance que modificará el curso de esta enfermedad respiratoria, la cual puede llegar a ser incapacitante y potencialmente mortal.