Como analista del sistema de pensiones, me sorprendió mucho el artículo publicado por la Consar en su blog, a finales de marzo, al que intituló: ¿Conoces el camino para elevar tu pensión? Un llamado urgente a los Millennials. Por vez primera, el órgano regulador del sistema de pensiones le pone monto a la pensión a recibir por quienes tengan derecho con el ahorro que acumulen en su cuenta individual.

Quizás la presión de editorialistas, analistas, columnistas, medios de comunicación, redes sociales y trabajadores obligó a la Consar a transparentar el importe de las futuras pensiones. Anteriormente, cuando la autoridad se refería al monto de las pensiones, las expresaba como un porcentaje del último salario devengado, mas nunca en pesos y centavos.

Así que, amigos trabajadores y estimados lectores de este espacio, más claro, ni el agua.

El artículo establece que el cálculo de pensión que recibieron los trabajadores “generación afore”, en el estado de cuenta enviado por su administradora en enero anterior, es “una alerta pensionaria para los jóvenes” y que, con ese cálculo, sólo se pretende llamar la atención, pues el resultado no se corresponderá necesariamente con la realidad.

Añade la Consar que el cálculo es una “estimación pensionaria”, realizada para cotizantes al IMSS, de 36 años o menos, en el que el escenario base del cálculo considera que la edad de retiro sea a los 65 años, se cotice al menos el 80% de la vida laboral, las afore otorguen un rendimiento neto del 4% y se tenga una carrera salarial plana; es decir, que el salario base de cotización permanezca sin variación en el tiempo.

Con los parámetros anteriores, un trabajador acumulará en su cuenta individual un ahorro estimado de 435 mil pesos para comprar, a precios actuales, una pensión, calculada en la modalidad de “rentas vitalicias”, de 2 mil 181 pesos mensuales.

El importe anterior (y esto no lo dice el estudio) hará que el trabajador sólo tenga una pensión garantizada de un salario mínimo, al ser el ahorro insuficiente para realmente comprar una adecuada pensión.

Finalmente, expresa la autoridad que la futura pensión podrá mejorarse si se modifican los escenarios de cálculo y se considera que, en vez del 80%, se cotice el 100% del tiempo laboral (algo más que imposible), los rendimientos suban de un 4 a un 5% (algo difícil), se ahorre voluntariamente en la afore (poco probable) y se agregue el ahorro de vivienda a los recursos para la compra de pensión, por nunca utilizar ese ahorro para compra de casa habitación.

En resumen, nos están avisando que la futura pensión de los millennials será de un salario mínimo mensual.